Cierran 32 escuelas por infringir Protección Civil

Los planteles carecen de entradas y salidas de emergencia, equipo contra incendios e instalaciones de gas y eléctricas, afirma Christian von Roehrich.

México

La delegación Benito Juárez inspeccionó 226 centros educativos de preescolar y primaria en la demarcación y cerró 32 que incumplían con las normas de protección civil y representaban un riesgo para los niños.

Durante el operativo, se observó que 18 planteles cumplen ciento por ciento con instalaciones apropiadas para los menores, dijo el jefe delegacional Christian von Roehrich.

Indicó que otros 124 completaban 95 por ciento de los requerimientos y tuvieron una semana para subsanar las deficiencias, lo cual hicieron; además 51 no permitieron el acceso.

“Después del caso del kínder Montessori Matatena, y las denuncias presentadas por los padres de familia, la delegación clausuró ese centro educativo y se inició la revisión de todos las escuelas en la delegación Benito Juárez, como Cendis, guarderías y preescolar para garantizar que sean espacios educativos seguros”, señaló el delegado.

“Lo más importante para la delegación Benito Juárez es la integridad, la seguridad de todos los niños y hasta el miércoles, después de revisar 226 centros educativos se llegó a la conclusión de suspender todos los que no cumplían con las medidas de protección civil”.

Tras la suspensión de actividades del centro escolar La Salle, ubicado en la colonia Santa Cruz Atoyac, el funcionario dijo que 51 de los jardines de niños no permitieron el acceso a los verificadores, por lo que se inició un proceso jurídico para obligar a los establecimientos a dejar entrar a los inspectores de protección civil.

Von Roehrich solicitó a la Secretaría de Educación Pública (SEP) que todos los centros educativos estén registrados y el personal docente cumpla con el perfil psicológico y académico adecuado.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Educación Pública en la Ciudad de México hay 2 mil 205 centros de educación preescolar y maternal.

Mientras la Secretaría de Protección Civil indicó que no existe un programa general para verificar todos esos centros, sino que se hace a través de las delegaciones.

De acuerdo con las autoridades de Benito Juárez, entre las irregularidades detectadas en las 32 escuelas sancionadas  se enlistó que carecen de entradas y salidas de emergencia, señalamientos preventivos y correctivos, equipo contra de incendios, programa interno de protección civil e instalaciones eléctricas y de gas adecuadas.

Algunos de los centros educativos que han sido suspendidos se encuentran en las colonias Álamos, Albert, del Valle centro  del Valle Sur, General Anaya, Noche Buena, Santa Cruz Atoyac, Vrtiz Narvarte, Narvarte Oriente Narvarte Poniente, Portales Oriente, Portales Sur, Postal, San Pedro de los Pinos y San Simón Ticumac.

El delegado recordó que los centros educativos deben cumplir con el Programa Interno de Protección Civil, contar con entradas y salidas de emergencia, y con el equipo adecuado contra incendios.

CERTIFICAN NEGOCIOS

En tanto, el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivski, entregó certificados del convenio para evitar clausuras de establecimientos mercantiles a pequeños propietarios ubicados en la colonia Escandón.

A través de este acuerdo en el que participa la dependencia local, el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) y 12 delegaciones, se evitan las clausuras y suspensiones a establecimientos mercantiles de bajo impacto como abarrotes, estéticas, papelerías y taquerías, así como restaurantes con o sin venta de bebidas alcohólicas.

Las jurisdicciones que participan en el acuerdo son Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuajimalpa de Morelos, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo, Milpa Alta, Iztapalapa, Iztacalco, Tláhuac y Venustiano Carranza, informó el funcionario.

Durante un recorrido por establecimientos de esa zona, Chertorivski Woldenberg explicó a los propietarios que se adhirieron a dicho pacto que no recibirán verificaciones ni serán motivo de clausura durante un año, tiempo que tienen para regularizar su situación mercantil.