Cierre de colonia genera conflicto entre los vecinos

Además del cobro por los guardias no certificados que contrató un grupo de habitantes de Britania en Torreón. Los inconformes presentarán una denuncia en el Tribunal de Justicia Municipal.

Torreón, Coahuila

Las 32 familias que habitan en la colonia Britania de Torreón, están incomformes y se sienten violentados en sus garantías constitucionales y libre tránsito, ya que un grupo de vecinos del mismo sector cerró el acceso a la colonia sin consentimiento de los demás. 

Los inconformes explicaron que desde marzo de 2014, levantaron una reja sobre la calle Britania y regularon la entrada y salida de automóviles así como transeúntes, además argumentaron que se cobra una cuota de 120 pesos mensuales por familia y 20 pesos más por vehículo.

No se tienen los permisos correspondientes por parte del Ayuntamiento para cerrar y regular el acceso a la colonia, además los vigilantes que están en la entrada no están acreditados.

El enrejado se montó por situaciones de inseguridad, pero más allá de esa motivación, los vecinos lo consideran una violación a su libre tránsito, además entorpecen el ingreso de los servicios de emergencia de Cruz Roja y del Cuerpo de Bomberos.

Un vecino quien prefirió reservar su nombre, enfatizó que no es posible que se tenga que pagar una cuota por entrar a su sector habitacional, ya que anteriormente no había reja y no se regulaba el tránsito. 

Dijo que la señora Guadalupe Esparza y Olga Hernández, quienes son vecinas de esa colonia, fueron las que organizaron a cierto grupo de vecinos y los convencieron en instalar la reja de protección, pero no tomaron en cuenta a los demás.

Los quejosos aseguraron que no se tienen los permisos correspondientes por parte del Ayuntamiento para cerrar y regular el acceso a la colonia, además los vigilantes que están en la entrada no están acreditados ni pertenecen a una empresa de seguridad privada que los respalde y asegure que son empleados de confianza.

Aseguraron que presentarán una denuncia penal ante el Tribunal de Justicia Municipal, para que tome medidas jurídicas y asi retire la reja.