Chubascos y frío alejan a paseantes de Los Cavazos

Hasta en 70 por ciento disminuyó la afluencia a la zona de la carretera.
Los restaurantes del sector tuvieron pocos comensales a causa del clima.
Los restaurantes del sector tuvieron pocos comensales a causa del clima. (Ricardo Alanís)

Santiago

A causa de la baja en la temperatura y la lluvia, hasta en un 70 por ciento se redujo la presencia de paseantes en Santiago.

Ni el hecho de ser un Pueblo Mágico, ni de contar con  el área de la presa La Boca y la zona de Los Cavazos, generaron que la gente acudiera de paseo a este municipio.

De acuerdo con información del DIF de Santiago, hasta en un 70 por ciento bajó el ingreso de los paseantes a la zona de esparcimiento en la presa La Boca.

Hasta las 13:00 de este sábado, solamente habían ingresado 130 vehículos, cuando en un día normal, la cifra a esa hora sería de por lo menos 350 automóviles por ese acceso.

El costo de entrada es de 15 pesos por vehículo, y los ingresos se destinan a la adquisición de despensas que luego se reparten entre adultos mayores de escasos recursos.

También se destina ese dinero a terapias mediante una cama multisensorial, además de gastos de rehabilitación de distintas enfermedades para menores sin recursos económicos.

“Es menos gente, sí, ahorita van como unos 130 carros por esta puerta y si no hubiera lluvia y estuviera bien el día, habría como unos 350. Debido al clima no creo que venga mucho visitante.

“Claro que sí, que vengan a pasear aquí (lo que pagan) es una aportación para el DIF, es para (adquirir) despensas, se dan despensas a los abuelitos del adulto mayor, es para la cama multisensorial que se abrió, es para gastos de rehabilitación de los niños que no tienen recursos, también para la gente que no tiene recursos de rehabilitación, se les paga la terapia”, dijo Maricela Aguirre, del DIF municipal, encargada del cobro de acceso a la presa La Boca.

En el recorrido se observó que había muy poca gente en la zona de Los Cavazos, mientras que en la zona de restaurantes, frente a la presa, eran más los vendedores que los compradores.

Cabe destacar que había excesiva venta de cerveza en lata en la vía pública y sin permiso alguno, cuyos vendedores hacían ofertas y eran acompañados de decenas de edecanes.

Los vendedores de sombreros, semillitas, juguetes y los encargados de rentar los catamaranes sufrieron una considerable baja en sus ventas, precisamente a causa de la poca clientela que acudió al municipio de Santiago, en particular a la presa La Boca.

A lo largo de la carretera Nacional, en el acotamiento también se observaron decenas de vendedores de paquetes de frituras de marcas reconocidas, sin embargo, fueron más los vendedores que los compradores.

La lluvia de los últimos meses y las temperaturas bajas de las últimas semanas mantienen a la presa de la Boca en un 93 por ciento de su capacidad, y con ello se redujo el espacio en la zona de restaurantes, a donde acuden miles de personas a convivir.

La reducción de espacios, provocó que no haya sitios abiertos para estacionarse.

Actualmente la presa cuenta con 39 mil 490 millones de metros cúbicos de agua, sin embargo, este almacenamiento de poco sirve para el abasto de agua a la zona metropolitana, ya que en realidad los acuíferos y la presa El Cuchillo, ubicada en el Municipio de China, son los que brindan el mayor abasto a la ciudad.