"Chapulines" no dejan de cobrar su cheque

Los priistas Jorge Arana y Hugo Gaeta fueron sorprendidos cobrando su sueldo.
José Trinidad Padilla quiere ser diputado federal del distrito 13.
José Trinidad Padilla quiere ser diputado federal del distrito 13. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Los diputados que buscan un cargo de elección popular y que son precandidatos, pasaron 40 días promoviéndose entre los militantes de sus respectivos partidos políticos y hacia los ciudadanos, sin dejar de cobrar su cheque.

Lo anterior, por un acuerdo entre los coordinadores parlamentarios, para no dar siquiera trámite a las licencias que algunos tuvieron que solicitar para separarse del cargo, porque así se los exigen sus Estatutos.

En las convocatorias emitidas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), se incluyó entre los documentos que debían entregar para ser inscritos como precandidatos, la constancia de que solicitaron licencia para separarse del cargo que ocupan. Sin embargo, en las comunicaciones recibidas en el Congreso del Estado, nunca aparecieron las peticiones. Esto, a pesar de que cualquier documento que ingresa a Oficialía de Partes, debe ser remitido al Pleno vía comunicaciones, como sí sucedió con los alcaldes que pidieron licencia, entre ellos el de Tlaquepaque Alfredo Barba Hernández.

El argumento para que las licencias no fueran tramitadas formalmente, fue que sería complicado, ya que se requería llamar a los suplentes, sólo por algunos días.

En legislaturas anteriores, lo que hicieron los diputados fue dar trámite a las licencias y turnarlas a la Junta de Coordinación Política, donde se “congelaron” para que no avanzaran. Otro caso fue el de la Legislatura LVIII, en la que los entonces diputados priistas, Hugo Contreras Zepeda, ahora dirigente estatal del tricolor, el actual presidente municipal de Tonalá, Jorge Arana Arana, y el nuevamente legislador local, Hugo Gaeta Esparza, fueron sorprendidos cobrando su salario, aunque sus licencias sí fueron admitidas.

Para los diputados de los otros partidos políticos ha sido más sencillo, pues sus reglas internas no exigen la separación del cargo.

A lo anterior se suma que la legislación electoral es flexible para los diputados que buscan otro cargo de elección popular, pues no prevé que deban separarse de su cargo. Incluso, aunque se ha admitido que  se trata de una laguna en la ley, el tema no se ha abordado en las reformas que se aprueban.

De los diputados precandidatos, hasta ahora sólo la perredista Celia Fausto ha tomado una decisión sobre su trabajo, al renunciar a la presidencia de la Comisión de Administración.