Cerrojazo del Certamen Novilleril Altamira 2014

Camilo Pinilla y Manuel Gutiérrez lidiaron una novillada muy bien presentada de la ganadería zacatecana de "San Antonio de Triana".
Camilo Pinilla se mostró esforzado en la lidia de su lote.
Camilo Pinilla se mostró esforzado en la lidia de su lote. (Yazmín Sánchez)

Altamira

Concluye en la Plaza de Toros "Mariel", ubicada a un costado de la "Feria de Las Villerías", donde actuaron en mano a mano los novilleros, Camilo Pinilla, colombiano y Manuel Gutiérrez, de Aguascalientes en la que fue la gran final del Segundo Certamen Novilleril Altamira 2014, donde se lidiaron bravos Novillos-Toros de imponente presencia, procedentes de la vacada zacatecana de "San Antonio de Triana".

Vistiendo terno rosa mexicano y oro, el colombiano Camilo Pinilla, abrió Plaza, recibiendo a "Buscapleitos", un novillo alto y bien presentado, escuchando las primeras ovaciones al abrirse de capa; conforme avanzó la faena, Pinilla se mostró esforzado, con pases por ambas manos. Falló con el acero, para ser ovacionado.

El segundo de la tarde "Portueño" de nombre, correspondió al hidrocálido Manuel Gutiérrez, quien salió ataviado con traje blanco y azabache, cubriendo los tres tercios con voluntad y deseos de agradar. Con el aceró deja media estocada, que fue suficiente para que rodara el burel; fuerte petición de oreja, no concedida para dar merecida vuelta al ruedo.

El tercero de la tarde y segundo para el colombiano, fue "Cumplidor", toro muy bien presentado, a quien recibió con una tanda de aceptables verónicas, para de muleta intentar hacer el toreo de calidad, pinchó a la hora de matar para recibir palmas. El cuarto de la tarde "Rompe Puertas", de muy fina estampa, fue para Manuel Gutiérrez, quien salió decidido a ir por los apéndices, cubriendo los tres tercios derrochando afición y voluntad, concluyendo de media estocada, escuchando palmas.

La última oportunidad de ir por el triunfo para Camilo Pinilla llegó con el tercero de su lote "Champoyo", el quinto novillo de la tarde, esforzándose por alcanzar el triunfo, toreó decidido por ambos lados, malogrando la labor, pinchando en dos ocasiones, escuchando un aviso, dejando escapar la oreja, y el público le recompensó con una vuelta al ruedo.

El que cerró Plaza y el Certamen, fue "Lagunero" que correspondió al hidrocálido Gutiérrez, quien en pos del triunfo, volvió a hacer una faena completa de capote, banderillas y muleta, mostrándose decidido y voluntarioso en todo momento, pero la espada le jugó una mala pasada, por lo que todo quedó en una salida al tercio.

De esta manera se llegó al final del Segundo Certamen Novilleril Altamira 2014, declarándose desierto el primer lugar al no haber corte de apéndices, por lo que los máximos triunfadores fueron los beneficiados por las donaciones que a cambio de sus entradas, realizó el público y que hará llegar el DIF Altamira, y el propio público que asistió a disfrutar de la "Fiesta Brava", que es Historia, Cultura, Tradición y Arte.

Al final, los dos novilleros dieron su opinión respecto a la corrida, Manuel Gutiérrez, expresó "No nos queda más que seguir entrenando y a salir adelante; trate de agradar al público entregándome y pues hubo falta de técnica y oficio".

Agregó que de este Segundo Certamen Novilleril que queda con la experiencia de llegar un año más a la gran final "con ganas de repetir y seguir aprendiendo y sumando".

Por su parte Camilo Pinilla, fue sincero y afirmó "es una pena no poder redondear la tarde cortando orejas al fallar con la espada; triste y aburrido por no ser triunfador contundente de este Certamen.

Me quedo con los toros que maté, toros muy serios, muy importantes para mi carrera que me ayudan a crecer mucho". Enfatizó que su carrera sigue adelante, pero que esta se ratifica siempre con el corte de orejas.