“Nunca hubo inseguridad en el santuario del Cristo”

El padre José Rodríguez Tenorio, rector del Santuario reconoció que la afluencia de visitantes descendió debido a la psicosis que se formó por la violencia generada por la delincuencia organizada.
Santuario del Cristo de las Noas.
Para este 2014 se esperan 40 mil visitantes. (Alejandro Alvarez)

Torreón, Coahuila

Para el padre José Rodríguez Tenorio, rector del Santuario del Cristo de las Noas, nunca hubo inseguridad en el santuario, pero sí reconoció que la afluencia de visitantes descendió debido a la psicosis que se formó por la violencia generada por la delincuencia organizada.

La fuerza de mantener un lugar turístico religioso se ubica en la disposición de todos los actores de la sociedad: autoridades municipales, eclesiásticas y creyentes quienes establecen a través de la fe, la comunión entre todos.

El centro turístico y religioso es considerado como un espacio único en el mundo por sus dimensiones y arquitectura.

Dijo que es importante levantar el turismo no sólo religioso sino en general, ya que trae riqueza a la región, además las autoridades del Ayuntamiento deben de crear fuentes de trabajo que sean permanentes y remunerables.

También subrayó que el turismo cultural compagina con el religioso y dio una muestra de las réplicas fieles de los lugares de Tierra Santa, ya que están llenos de un gran historia verdadera que ha transcendido en más de dos mil años.

“Esta réplica es única en el mundo, en ninguna parte del planeta existe una así, por lo que es importante promocionar de manera potencial este lugar maravilloso que tenemos los laguneros”, dijo.

No quitó el dedo del renglón al decir que todo lo hace por la voluntad del Creador, sin interés propio y con la fe del cristianismo en el corazón.

En 1973, el padre Rodríguez Tenorio le surgió la idea de impulsar la construcción de un “Cristo” de al menos 30 metros de alto y una réplica fiel de lugares de la Tierra Santa, con la intensión de que representara un símbolo de fe y de unidad entre los laguneros y visitantes de otras partes del país.

El proyecto se había alcanzado pero esta obra resultó ser el principio de un gran patrimonio religioso, en el que se consideró un estrategia de construcción dinámica y a partir de ahí plantear nuevos retos que se han concluido paulatinamente.

El centro turístico y religioso del Cerro de las Noas es considerado como un espacio único en el mundo tanto en sus dimensiones como en su delicada arquitectura.

La edificación está realizada de manera uniforme con piedra de cantera, con las que se erigieron el Santo Calvario, la Gruta de Getsemaní, la Cueva de Belem y la Cueva de la Ascensión, entre otras.