Creyentes recuperan el Cerro de las Noas

Este lugar representativo de Torreón fue sitiado por la delincuencia organizada que lo empantanó, convirtiéndolo en trincheras y barricadas de guerra. En 2011 tuvo su afluencia más baja con 18 mil.
Emblemático Cerro de las Noas de Torreón.
Emblemático Cerro de las Noas de Torreón. (Armando Moreno)

Torreón, Coahuila

El Cerro de las Noas, lugar emblemático de Torreón, Coahuila, fue copado y sitiado por la delincuencia organizada que lo empantanó y lo convirtió en trincheras y barricadas de guerra.

Se devaluó por la disputa de los grupos delictivos que trataban de apoderarse de la plaza y el turismo religioso disminuyó hasta un 42%, por la severa crisis de inseguridad que envolvió al municipio.

No sólo el turismo fue afectado sino decenas de viviendas de las colonias aledañas al Cerro fueron abandonadas. Pero el reclamo de una sociedad agobiada obligó a la fuerza pública a recuperar la paz y tranquilidad social de este lugar representativo.

Esta Semana Santa se espera la visita de 40 mil creyentes, cuando en 2011 se registró la más baja de 18 mil.

Cifras de Protección Civil indican que en 2009 la afluencia de visitantes al Cerro de las Noas en Semana Santa fue de 30 mil, en 2010 fue de 32 mil.

En 2011 el número de visitantes descendió de manera considerable y de 30 mil personas que esperaban sólo acudieron 18 mil, lo que representó el 60% de afluencia de creyentes. En 2012 la tasa media se mantuvo con 20 mil personas.

Con la estrategia del Gobierno de la República de recuperar los espacios públicos y liberarlos de las acciones criminales, en 2013 se registraron 35 mil asistentes. Por lo que ya recuperados estos espacios para ese año se espera la visita de 40 mil creyentes.

En 2011 y 2012, años en los que se registraron casi mil 500 asesinatos, según la Procuraduría de Justicia de Coahuila, influyó en que bajaran las visitas tanto locales como foráneas, ya que los rumores y especulaciones de enfrentamientos entre delincuentes ahuyentaban a los turistas.

EL FOCO ROJO

En febrero de 2011, la crisis de inseguridad en el Cerro de las Noas se agudizó con el asesinato de un empleado de Multimedios Laguna, quien se desempeñaba como responsable de la trasmisión de la señal televisiva.

Hombres armados habían ingresado al módulo de trasmisiones justo donde se encuentra la antena y lo asesinaron, destruyeron a balazos parte del equipo,

En 2011, decenas de viviendas de las colonias ubicadas en las faldas del cerro fueron abandonadas por la crisis de seguridad.


arruinaron otras de radio y de frecuencia cerrada.

A partir de este acontecimiento, las autoridades de las diversas corporaciones policiacas, a través del “Operativo Laguna Segura”, plantearon varias estrategias para vigilar frecuentemente el cerro de las Noas.

También se implementaron operativos de rastreo para inhibir acciones delictivas que afectaran al ciudadano.

La entrada al Santuario se blindó por completo, así como su escalinata orientada hacia la colonia Primero de Mayo.

ABANDONARON SUS CASAS

En el mismo 2011, decenas de viviendas de las colonias ubicadas en las faldas del cerro fueron abandonadas, sus habitantes emigraron al oriente y suroriente de la ciudad, otros partieron hacia Estados Unidos y otras partes del país.

Huían de las continuas balaceras, robos y homicidios, que se cometían constantemente en esos sectores habitacionales.

Aunque las viviendas se dejaron cerradas fueron desmanteladas y muchas se convirtieron en guaridas y puntos de estrategia para acatar y defenderse de los rivales.

Los mismos propietarios no las podían reclamar debido a que eran habitadas por hombres armados.

Las colonias que registraron una mayor problemática de inseguridad fueron: San Joaquín, Victoria, Compresora, Antigua Aceitera, Primero de Mayo, Nueva Creación, Polvorera, Cerro de la Cruz, Torreón y Anexas, Nuevo México, Zacatecas.