“Espero regresar a mi casa que tanto añoro”

Saraí tiene 23 años y gran parte de su infancia y adolescencia la vivió en la colonia Nuevo México a las faldas del Cerro de las Noas. Desde hace 5 años salió de ahí por las balaceras e inseguridad.
"Me da mucha tristeza saber que mi casa está abandonada, pero al menos seguimiento siendo los dueños".
"Me da mucha tristeza saber que mi casa está abandonada, pero al menos seguimiento siendo los dueños". (Armando Moreno)

Torreón, Coahuila

Saraí tiene 23 años y gran parte de su infancia y adolescencia la vivió en la colonia Nuevo México, a las faldas del Cerro de las Noas.

"Mi casa estaba sobre la avenida 20 de Noviembre y recuerdo que desde niña la vida era muy tranquila, no pasaba de los pleitos que se hacían entre una pandilla y otra... todo por ganar terreno y dominar al contrario", relata.

Explicó que varios conocidos de la infancia fueron asesinados por circunstancia que desconoce. "No sé porqué los mataron, lo único que sí sé es que están muertos".

"No sé porqué los mataron (conocidos de la infancia), lo único que sí sé es que están muertos”.

La joven quien tuvo que abandonar su casa junto con su familia y emigró al nororiente de Torreón, en donde se hicieron de una casa que fue comprada con mucho sacrificio, mientras que en la que vivía fue saqueada y destruida por los ladrones.

"Me da mucha tristeza saber que mi casa está abandonada y destruida... pero al menos tenemos la certeza que seguimos siendo los dueños aunque no estemos viviendo ahí", explicaba al mismo tiempo que veía las fotos de su infancia retratada precisamente en la casa que abandonó por situaciones de inseguridad.

Enfatizó que se acercaron con las autoridades policiacas para denunciar a los ladrones, pero nunca hicieron nada al respecto y optaron dejar la casa en el total abandono.

“Espero que ahora que se han calmado las balaceras... regrese a mi casa que tanto añoro”, dijo Saraí, quien junto con su familia se fueron desde hace cinco años.

A su casa le faltan las ventanas y puertas metálicas, así como toda la tubería de agua, la instalación de la luz, los accesorios de baño, los fregaderos de la cocina y los enrejados, por lo que tendrán que gastar más 80 mil pesos para rehabilitarla.