Cerrarían otra estación de Bomberos en Monterrey

La deuda que tiene el municipio con el Patronato está obligando a esta institución a cerrar algunas de sus bases en la entidad.
Sobre la fachada cuelga una lona que avisa del próximo cierre.
Sobre la fachada cuelga una lona que avisa del próximo cierre. (Roberto Alanis)

Monterrey

Una estación más de Bomberos Nuevo León cerraría sus instalaciones, si las autoridades del municipio regio no pagan el resto del adeudo de tres millones de pesos que deben al Patronato, aseguró el director general de esta institución, Guillermo Guzmán de la Garza.

Además de que este sábado cerró sus puertas la estación de la avenida Fidel Velázquez, en la colonia Morelos, al norte de la ciudad, en 15 días tendría el mismo destino la ubicada en San Bernabé.

"El municipio nos debe seis meses que son tres millones de pesos, nos dieron una parte muy pequeña que no fue suficiente para seguir con la estación que cerramos, sabemos y entendemos que tienen sus problemas, pero nosotros necesitamos también recursos", dijo Guzmán de la Garza.

Señaló que es muy lamentable el que los bomberos trabajen así, pero lo es más cuando se llega a un incendio donde una persona pierde su patrimonio, queda marcado por las llamas o bien, pierde la vida.

Sin embargo, se aclaró que todo el personal que se encuentra en las bases afectadas será reubicado y seguirán conservando su trabajo, así mismo, a las zonas implicadas no se les negará el servicio pero sí les aumentará el tiempo de respuesta de 7 a 15 minutos.

Por su parte, el vicepresidente del Patronato Bomberos Nuevo León, Gerardo Garza Zambrano, indicó que cada año se hace convenio con los municipios donde hay estaciones para los apoyos y Monterrey les adeuda esa cantidad, pero no bajarán la guardia.

"Son convenios que se hacen y nos apoyan con el 50 por ciento, pero a como están las cosas, bueno ni hablar, Monterrey nos da apenas el 30 por ciento y San Pedro un poquito más del 50 por ciento", indicó.

Por lo pronto, de las 13 estaciones ya se cerró una y en dos semanas más, otra podría correr con la misma suerte, quedando sólo en Monterrey la central que se ubica en la avenida Constitución, esto podría alargar el tiempo de respuesta de las unidades de rescate.