Cerradas las puertas de apoyos sociales en Nicolás Romero

Solo accedieron en el sexenio pasado; "Nos amenazan con quitarnos Oportunidades si no vamos a eventos del alcalde"
Carecen de servicios básicos.
Carecen de servicios básicos. (Enrique Hernández)

Nicolás Romero

Los más pobres de Nicolás Romero que viven en colonias del Ejido El Vidrio no son beneficiarios de la Cruzada contra el Hambre porque no acuden a los eventos del presidente municipal, Martín Sobreyra Peña.

Gente que vive en casas de cartón de las comunidades La Recicladora, La Libertad, Ampliación Morelos y Morelos, donde las calles están sin pavimentar, no hay alumbrado pública ni banquetas, no son merecedores de acceder a ningún programa de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) por no tener tiempo para ir a aplaudir al alcalde.

Líderes sociales expusieron que desde el sexenio pasado, cuando lograron incorporar a 170 personas de la colonia Morelos al programa Oportunidades y otros tantos a Piso Firme, ya no se han abierto las puertas de los apoyos sociales para ellos "e incluso nos han amenazado con quitarnos de Oportunidades si no vamos a los eventos del alcalde".

Temerosos de dar sus nombres, comentaron que en más de una ocasión han acudido a la Dirección de Desarrollo Social municipal para presentar una lista de 350 personas en pobreza extrema de las colonias mencionadas para incluirlos en la Cruzada Contra el Hambre, pero les dan largas y no hay respuestas concretas.

Sin embargo a la gente que si acude a los eventos del ayuntamiento les han brindado todos los apoyos y en muchas ocasiones "son personas que no tienen tanta necesidad".

Los vecinos de colonias marginales del Ejido El Vidrio tampoco son merecedores de obras de infraestructura urbana, pues el gobierno arguye que como la propiedad es ejidal no se puede hacer pavimentación de calles, ni poner el alumbrado, "pero en tiempos electorales, el ahora alcalde vino a prometer que pavimentarían las calles".

Dijeron que el único que los ha escuchado es el regidor del partido Movimiento Ciudadano, Mario Uriel González Núñez, quien les ha canalizado apoyos alimenticios, pero los pobladores de este lugar necesitan más ayuda del gobierno estatal y federal, pero son vedados por el gobierno municipal que dirige el priista, Martín Sobreyra Peña.