Centro de Justicia de la Mujer tendrá “Cero Tolerancia”

Todas las agresiones que ocurran en redes sociales son susceptibles a denuncia, para que el responsable se haga acreedor a una sanción, informó la directora general, Natalia Fernández Martínez.
Se otorgaron 99 financiamientos a emprendedoras, en el Centro de Justicia para las Mujeres de Torreón.
Se invisibiliza la agresión a la mujer a manera de chistes. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

El Centro de Justicia para las Mujeres en coordinación con la Secretaría de la Mujer, está trabajando en un programa en contra de la violencia, incluso si es a través de las redes sociales.

Los diagnósticos que se han hecho por parte de los diversos institutos, ponen de manifiesto que no hay un lenguaje incluyente por parte de funcionarios y políticos.

Natalia Fernández Martínez señaló que se está buscando un convenio con la Policía Cibernética de la PGR, porque al final de cuentas existe una corresponsabilidad.

"Incluso la sociedad entera carece de esta visión de género, ya que se invisibiliza la agresión a la mujer a manera de chistes, dónde se denosta, minimiza o cosifica a la mujer", declaró la directora general del Centro de Justicia, Natalia Fernández Martínez.

"Esto debe incidir en un despertar de conciencia por lo que se lanzará en mayo la campaña de "Cero Tolerancia" en una sinergia con la Secretaría de la Mujer, el Centro de Justicia y las asociaciones civiles que se van a sumar".

"Todas las agresiones que ocurran en redes sociales son susceptibles a denuncia, por ejemplo si lo vemos en Facebook, Twitter o en Instagram, ya sea por contener lenguaje discriminatorio hacia la mujer, sea sexista u contenga otro tipo de agresión".

"El problema también radica en que no existe la cultura que ayude a la mujer a realizar una denuncia cuando es objeto de este tipo de violencia, a través de las redes sociales, esta campaña sirve para llenar ese hueco y para hacerlas entender los derechos que tienen".

"Hay que aclarar que esto no es violatorio a la libre expresión, como todo derecho, este termina cuando empieza el derecho del otro, si se está discriminando a un género o a una parte de la población, tú derecho a la libertad de expresión está sobrepasando los límites", manifestó la titular del Centro de Justicia para las Mujeres.

"Las personas que tienen acceso a Internet no han aceptado los derechos y obligaciones que tienen al usar esta herramienta, que en muchos de los casos lo hacen de manera irresponsable, atentando contra las libertades y derechos de los demás, esto ya ha ocasionado despidos no sólo en empresas, ha permeado en el sector público".

"Esta campaña va dirigida a tener "Cero Tolerancia" a los micromachismos y las cuestiones sexistas, primero en redes sociales y luego en medios de comunicación, a través de capacitaciones, campañas de difusión y del respaldo que se le dé a las personas que padezcan este tipo de problemas, tenemos que empezar a crear una nueva cultura de respeto, tolerancia y equidad".

"El primer paso será denunciar a través de las redes sociales, esta campaña estará al alcance de todos, estará a un click de distancia, se pretende usar a la tecnología para incentivar la denuncia".

"Para evitar que se den más casos de políticos o funcionarios que realicen declaraciones sexistas o discriminatorias, el Centro de Justicia para la Mujer, está realizando capacitaciones en lenguaje incluyente, con la finalidad de sensibilizar y evitar este tipo de situaciones".

"La idea es juntar a todas las instituciones para poder detectar este tipo de agresiones, ayudar a la víctima, detectar y sancionar al agresor". 

"Se trabaja en eliminar los estereotipos y apodos socialmente aceptados que denostan a la mujer, sabemos que no es un trabajo fácil, ya que funcionarios y público en general, no estamos sensibilizados con el tema de género y vivimos inmersos en una cultura machista, incluso las mujeres somos generadoras de este tipo de violencia, como en el caso de la ex funcionaria de Lerdo".

La funcionaria realizó un exhorto para que las mujeres que hayan sufrido agresión por parte de un funcionario público, acudan al centro a realizar la denuncia, para que este servidor público pueda ser objeto a una sanción administrativa o incluso llegar al despido.