Exhortan a mejor limpieza y atención en reclusorios

Derechos Humanos de Coahuila emitió una serie de recomendaciones luego de una visita en los penales de Saltillo, Torreón, Acuña, Piedras Negras y San Pedro.
Revisión de cárceles de Coahuila.
Revisión de cárceles de Coahuila. (Archivo.)

Saltillo, Coahuila

Los centros de reinserción social de Saltillo, Torreón, Acuña, Piedras Negras, San Pedro, así como los centros de Internación, Diagnóstico y Tratamiento de Adolescentes de Saltillo (varonil y femenil), Piedras Negras y San Pedro carecen de limpieza en áreas de dormitorios, lugares de uso común como patios y pasillos, talleres, cocina y aduanas, así como en las áreas de segregación y visita conyugal.

Lo anterior lo concluyó la Comisión de Derechos Humanos del Estado por lo que emitió una serie de recomendaciones a corto y mediano plazo para que se resuelvan demandas de los internos en materia de respeto a su garantía como personas.

También se solicitó que se cuente con un censo de internos con padecimientos crónicos degenerativos, tales como VIH-Sida, hepatitis C, hipertensión y diabetes.

"Las recomendaciones derivan de la detección de irregularidades que resultan atentatorias a los derechos fundamentales de las personas que han sido privadas de su libertad, por encontrarse sujetas a prisión preventiva o por encontrarse purgando una pena privativa de libertad derivado de una sentencia ejecutoriada", dijo el organismo.

La CDHEC pidió labores de desinfección en los módulos destinados a dormitorios y en las áreas destinadas para el aseo personal de los internos como celdas, sanitarios y regaderas.

Además de fumigación periódica de dormitorios, cocina, talleres, espacios abiertos, áreas de vigilancia especial y las destinadas a la visita conyugal.

También le pide al Gobierno del Estado procurar que la alimentación de la población esté debidamente balanceada y bajo la supervisión de nutriólogo.

De igual forma rehabilitar espacios para visitas familiares, con el propósito de que no se lleven a cabo en las secciones destinadas sólo para los internos y evitar que las personas que visiten a los internos ingresen a las celdas.

Respecto a centros penitenciarios, la exigencia es que se cuente con un censo de internos con padecimientos crónicos degenerativos, tales como VIH-Sida, hepatitis C, hipertensión y diabetes, para con base en los padecimientos, se brinden tratamientos médicos y alimenticios.

Pidió labores de desinfección en los módulos destinados a dormitorios y en las áreas destinadas para el aseo personal de los internos.

También pidió medicamento suficiente y variado, equipo médico necesario para la atención de los reclusos y se capacite al personal penitenciario en materia de derechos humanos.

En un periodo de ocho meses, los centros penitenciarios deberán delimitar sus áreas de indiciados, procesados y sentenciados y en los lugares de reclusión para adolescentes, las tareas de resolución inicial, instrucción y tratamiento.

Además se solicitó que se clasifique a los internos por sus condiciones criminológicas y se hagan acciones para dar a los reos educación preparatoria y técnica.