Crimen intenta controlar Ceresos de Coahuila

El reforzamiento de seguridad ha generado conflictos, pues los grupos intentan recuperar el poder y lo manifiestan con eventos como una riña entre internos, informó la Secretaría de Gobierno.
Las internas del Cereso de Torreón trasladadas a Saltillo y Piedras Negras, no tienen fecha de regreso.
Prevalece la calma en Ceresos de Coahuila. (Milenio/Archivo)

Saltillo, Coahuila

El crimen organizado ha hecho varios intentos para que regrese el autogobierno a los Ceresos de Coahuila, por eso es necesario mantener los operativos de inspección que se han desarrollado, advirtió Armando Luna Canales.

El secretario de Gobierno explicó que estas medidas de seguridad generan reacciones entre aquellos presos que antes tenían margen para realizar actividades ilícitas en el interior y ahora pretenden recuperar el autogobierno.

"Al día de hoy la autoridad tiene control sobre el Cereso, que no sucedía hace tiempo. La autoridad es la que determina horarios, actividades y que evita que haya tráfico de drogas dentro del lugar. Muchos grupos delictivos tienen en los centros de readaptación un lugar para operar y para realizar actividades. El trabajo diario es evitar que eso suceda".

Para lograrlo, también se requiere incrementar la fuerza de seguridad dentro de los Ceresos con mayor equipamiento y capacitación y en este sentido se duplicará el número de custodios.

Luna Canales indicó que este reforzamiento de la seguridad al interior de los centros de readaptación social ha generado conflictos, pues los grupos de delincuentes intentan recuperar el poder y lo manifiestan con eventos como una riña entre internos del Cereso de Saltillo por el control en el tráfico de drogas ocurrida a finales del año pasado.

Reconoció que en la operación de los Ceresos aún hay trabajo por realizar para mejorar la infraestructura, la atención médica, el servicio de educación y la industria penitenciaria, y para eso primeramente se requería tener control.

Solo una queja

Informó que se tiene un caso de un interno agredido por un policía, cuando se defendió de un golpe interno durante el cateo que se realizó al Centro de Reinserción Social para Varones realizado el pasado 17 de enero.