Lleva mensaje de esperanza a internas del Cereso Femenil

El Obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera López, visitó el Centro Penitenciario en el marco de la celebración de la Pascua y el Domingo de Resurrección de la Semana Santa.
El obispo de Saltillo, Raúl Vera, pidió congruencia a las autoridades para evitar atentar contra la ciudadanía.
Expuso que siempre ha comentado con las internas que el hecho de que estén reclusas refleja una situación de la sociedad. (Milenio)

Saltillo, Coahuila

En el marco de la celebración de la Pascua y el Domingo de Resurrección de la Semana Santa que conmemoran los creyentes católicos, el Obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera López, llevó un mensaje a las internas del Centro Penitenciario Femenil en el que les pide prepararse para ser promotoras de una sociedad más justa.

"Siempre les digo a mis hermanas, que ellas pueden ser promotoras de una sociedad mejor, porque nada más ellas saben por qué están aquí, hoy que es la Pascua y la liberación de Jesús del pecado, nos prepara para ser personas sujetos promotores de una justicia verdadera", comentó.

"No se pregunten por qué están aquí, pregúntense para qué están aquí, prepárense para cuando salgan".

Asimismo, expuso que siempre ha comentado con las internas que el hecho de que estén reclusas refleja una situación de la sociedad, además recordó el mensaje del Papa Francisco en el que ha señalado que la reinserción social no se hace detrás de las paredes de los penales, sino que la reinserción social se hace en las calles.

"La gente está aquí (en los Ceresos) porque allá (afuera) no fueron inseridos en procesos que les hicieran valer y que ellos pudieran prestar un servicio a la sociedad, desde una preparación que les capacite para ser ciudadanos que están gestionando la vida del país, a esta gente la dejaron en las calles", indicó.

Reiteró el llamado que hace el Santo Padre para que se conviertan en ejemplo preparándose cada día que pasan en internamiento para que cuando sean liberadas puedan ser "profetas" en la sociedad.

"Ustedes pueden ser profetas allá afuera, ustedes que sufren aquí el dolor más grande y que saben de dónde viene este dolor, porque ustedes lo ven, pueden salir a ser profetas, no se pregunten por qué están aquí, pregúntense para qué están aquí, prepárense para cuando salgan", concluyó.