Evidente descuido en centros de rehabilitación

A pesar de que desde el 2012 el Consejo Estatal de Seguridad se comprometiera a realizar operativos en estos lugares, en esta semana se conoció que en algunos centros se cometieron abusos.  

Saltillo, Coahuila

Al salir a relucir abusos contra menores de edad en dos albergues para rehabilitación de adictos en Saltillo, queda en entredicho la efectividad y el seguimiento de los operativos de verificación en este tipo de establecimientos.

Desde julio de 2012 en el marco del Consejo Estatal de Seguridad, autoridades estatales y municipales comprometieron medidas para supervisar la operación de los centros de rehabilitación, ante los indicios de que algunos eran controlados incluso por el crimen organizado para reclutar vendedores de droga.

Tras los acuerdos la Procuraduría de Justicia del Estado realizó operativos en varias regiones, destacando los de la Comarca Lagunera, donde se clausuraron alrededor de 30 albergues.

Las autoridades han informado que en noviembre del año anterior se hizo una inspección a esos centros de rehabilitación.

En el Consejo de Seguridad también se tomó el compromiso de que autoridades estatales y municipales compartirían información sobre la operación de estos centros, para verificar que cumplieran con las disposiciones oficiales.

Esta semana se conoció que en los identificados como "Fundación Jóvenes Saltillo" que operan en las colonias Postal Cerritos y Jesús García Corona se cometieron abusos sexuales contra 8 menores de edad.

Además trascendió que la mayoría de quienes ahí estaban internados presentaron picaduras de chinches y de otros insectos pues no se cumplía con las condiciones mínimas sanitarias.

Las autoridades han informado que en noviembre del año anterior se hizo una inspección a esos centros de rehabilitación y que no se detectaron irregularidades.

Sin embargo la Dirección de Desarrollo Urbano del Municipio, dio a conocer que el albergue de Postal Cerritos no tenía autorización de funcionamiento, dejando en evidencia que no se ha cumplido el intercambio de información entre las diferentes autoridades que tienen incidencia en el tema, pues la inspección de noviembre que concluyó supuestamente sin irregularidades no detectó el incumplimiento a normas municipales.