Transformación y fisonomía fallida: Centro Histórico

Diez años de inversiones que se encuentran en deterioro y abandono. Existen locales vandalizados o dejados a su suerte por los dueños, quienes sufrieron acciones de la delincuencia.
El Centro Histórico de Torreón, un proyecto fallido y abandonado.
El Centro Histórico de Torreón, un proyecto fallido y abandonado. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

El Centro Histórico de Torreón ha sufrido en los últimos 10 años una serie de transformaciones por diferentes obras, las cuales actualmente están abandonadas y en el deterioro.

"El reglamento nos dice que en cada cambio de administración debe renovarse el padrón y actualizar la concesión, todavía tenemos los 2 años restantes".

Lo más notorio tiene que ver con los puestos situados sobre el Paseo Valdez Carrillo-Cepeda, donde fueron construidos y la mayoría presentan daños por actos vandálicos, otros están cerrados.

Un recorrido por la zona evidenció que los módulos instalados durante la administración 2006-2009 y otros elementos decorativos presentan deterioro.

Tal es el caso de los dos relojes especiales colocados, de los cuales ninguno funciona y uno (el de la Valdez Carrillo) en el que fueron destrozados sus cristales.

En lo que respecta a los módulos, los que están situados entre ambas calles peatonales y las avenidas Presidente Carranza y el bulevar Revolución, tienen como común identidad el hecho de que están abandonados y adornados por calcas de graffiti.

Fernando Terrazas Montoya, titular del departamento de Plazas y Mercados en Torreón, explicó que no hay certeza todavía sobre qué harán con esos locales e incluso hay un estudio para determinarlo, pero sin fecha precisa para su resultado.

"Está detenida la renovación de concesiones porque está análisis la revisión de los módulos para saber el destino que tendrán, pues se ha hablado de varias cuestiones para activarlos con otras personas que están en una lista de acuerdo con el reglamento".

Mencionó que los cambios pueden ir desde reactivarlos con la reasignación de las concesiones de los que mantienen cerrados los locales, hasta colocar un paseo público o dependencias municipales.

"Ya cayeron o están en el supuesto legal que marca el reglamento para el Centro Histórico, de que el Ayuntamiento puede cancelar las concesiones o entregarlas a alguien que sí los trabaje".

Detalló que por reglamento los negocios deben estar abiertos por lo menos 15 días al mes.

"En su momento ellos manifestaron que la actividad comercial no era tan recurrente como en las avenidas Juárez e Hidalgo".

"Desgraciadamente a ellos también les pegó muy fuerte la etapa de seguridad, pues se dejó de acudir al primer cuadro de la ciudad".

Resaltó que hay alrededor de 300 negocios autorizados en ese paseo, sin embargo, únicamente 200 funcionan de manera regular, es decir, poco más de 80 están sin actividad y el resto tiene acciones intermitentes.

Detalló que existen giros diversos en cuanto a los locales, sin embargo unos no fueron los convenientes.

"Se manejan los giros de chácharas, el cual incluye juguetes, souvenirs y también está el de comida, que está más marcado del bulevar Revolución a la calzada Presidente Carranza. También existe la venta de ropa y snacks".

Expuso que actualmente las concesiones no han sido actualizadas, sin embargo, la autoridad tiene lo que resta de la administración para hacerlo y está detenido el proceso por el análisis que existe para determinar el destino de los locales.

"Lo más recurrente en las quejas de los comerciantes era que la gente no caminaba o entraba a ese sector".

"El reglamento nos dice que en cada cambio de administración debe renovarse el padrón y actualizar la concesión, todavía tenemos los 2 años restantes".

Antecedentes

El proyecto de la zona peatonal Cepeda-Valdez Carrillo proviene de la administración 2006-2009 y abarcada la transformación de ambas calles desde la avenida Juárez hasta el bulevar Revolución.

"Está detenida la renovación de concesiones porque está análisis la revisión de los módulos para saber el destino que tendrán, pues se ha hablado de varias cuestiones para activarlos".

En su momento, la inversión fue de 35 millones de pesos, con recursos provenientes del Impuesto Sobre Nómina (ISN) y proyectó la construcción de 85 módulos hacer viable la reubicación de 340 ambulantes.

Las obras consistieron en la inmersión de líneas telefónicas, electricidad, drenaje pluvial, así como la rehabilitación de banquetas.

Por su parte, los módulos fueron recubiertos con acero inoxidable, un alumbrado especial y la colocación de vegetación.

Otro de los proyectos impulsados en los últimos 10 años tiene que ver con el cambio de en la avenida Juárez e Hidalgo, esto desde la calle Falcón a la Múzquiz.

Las labores consistieron en el mejoramiento de las banquetas y vialidades con concreto estampado tipo decorativo.

Además fue agregada semaforización peatonal y reemplazadas líneas de drenaje sanitario y pluvial.

Un recorrido por ambos paseos también confirmó que las banquetas presentan deterioro e incluso el concreto en algunos casos tiene baches que fueron cubiertos con pavimento convencional.