Productos de colmena ayudan a mejorar la salud

José Luis Reyes, profesor investigador del departamento de biología de la Narro y encargado de dar apiterapia en el CETAOS, explicó que es una medicina alterna que alvia más de mil enfermedades.
Abejas
La apiterapia es una medicina alterna que usa todos lo productos de la colmena de abejas. (Milenio)

Torreón, Coahuila

José Luis Reyes Carrillo, profesor investigador del departamento de biología de la Narro y encargado de dar apiterapia en el Centro de Terapias Alternativas y Orientación a la Salud (CETAOS), manifiesta que las abejas además sirven para curar usando todos los productos de la colmena.

"Es la ciencia que se ocupa de restablecer la salud y su mantenimiento, aprovechando todos los productos de la colmena: miel, polen, jalea, cera, propóleo y la apitoxina".

Este tipo de medicina se usa también en casos de verrugas, esclerodermia, glaucoma, lupus y psoriasis.

El especialista explicó que la apitoxina o lo que se conoce comúnmente como "veneno de abeja" sirve para reforzar la acción terapéutica y lograr un efecto benéfico sobre todo el organismo.

Esta medicina alterna no presenta las contraindicaciones de la medicina química ni los temidos efectos colaterales. A nivel mundial la apiterapia cura y en otros casos alivia más de mil enfermedades, además protege al organismo contra enfermedades futuras.

Reyes Carrillo manifestó que como responsable de la apiterapia en el Centro de Terapias Alternativas, han visto mejoría en muchos padecimientos, destacó que se lleva un expediente por cada caso y tienen historias de éxito.

Las propiedades medicinales comprobadas con la apiterapia son las siguientes: regula el sistema inmunológico, es decir aumenta las defensas, mejora la secreción de hormonas y sustancias del organismo, ayuda a eliminar el exceso de líquido en el cuerpo y de ácido úrico, incrementa la resistencia a las enfermedades infecciosas y las alergias. Mejora el rendimiento físico y mental.

También detiene los males degenerativos, promueve la producción de endorfinas, brindando bienestar natural. Se usa también en casos de verrugas, esclerodermia, glaucoma, lupus y psoriasis. Además permite llegar a una edad avanzada en buen estado de salud.

El experto señaló que en la primera sesión se hace una evaluación del problema de salud del paciente, luego se da una explicación detallada de lo que consiste la apiterapia y el modo en que deberá seguir el tratamiento.

Se les pide a los pacientes ser constantes y no abandonar su tratamiento para ver mejoras en su salud.

Les piden a los pacientes no dejar de asistir con su médico de cabecera, para registrar las mejoras de la mano de otro profesional de la salud.

Después se le realiza una prueba de alergia, la cual consiste en la inserción de una minúscula cantidad del veneno de abeja en una zona estratégica de la piel para el descarte, esto determinará que la persona puede ser tratada con la apiterapia.

En las siguientes sesiones se le aplicará un aguijón progresivamente en la zona afectada o en algún punto de acupuntura específico, dependiendo de la enfermedad o dolencia que presente el paciente.

Las consultas son los martes, miércoles y jueves, de 17:00 a 19:00 horas, explicó que la apiterapia es un servicio a la comunidad, los costos son de recuperación. Destacó que se les pide a los pacientes ser constantes y no abandonar su tratamiento para ver mejoras en su salud.