Empresas complican la llegada a los migrantes

La asociación "Centro de Día", indicó que por esa razón ha disminuido la cantidad de visitantes que acuden a descansar o a tomar alimento en su paso por Torreón, sobre todo niños.
Un hondureño sufrió la amputación de una pierna al resbalar del tren, en Gómez Palacio.
El Centro de Día contempla ampliar sus instalaciones para mejorar la atención de los migrantes. (Milenio)

Torreón, Coahuila

Luis Valdés Castellanos, presidente de la asociación civil Desarrollo Comunitario Integral, que está a cargo del Centro de Día para migrantes Jesús Torres, comentó que empresas locales han instalado mallas ciclónicas que impiden que los migrantes se bajen del tren en las cercanías del centro.

Por lo que ha disminuido la cantidad de visitantes que acuden para descansar, tomar alimento y aliviar las lesiones causadas por el arduo trayecto.

Luis Valdés comentó que el fenómeno de la migración es un espejo una realidad en México.

Lo que indicó que preocupante, tras señalar que hay niños que viajan no acompañados y requieren de ropa, alimentos y medicamentos que les pueden administrar en el centro de día. Comentó que hay quienes opta por bajar en Gómez Palacio y Lerdo.

Destacó que en la localidad, así como en otras partes del país, siguen siendo víctimas de violaciones a los derechos humanos,

"El migrante viene indefenso, los ven como gente que trae algo de dinero y son como un recurso económico para policías, para civiles, hay bandas criminales que también los afectan, se tiene la problemática del tráfico de personas para prostitución, para esclavitud, es una realidad muy triste de los migrantes, que cualquier persona puede abusar de ellos".

Afirmó que no se tienen documentados hostigamientos hacia los migrantes por parte de las instituciones policiacas, a pesar de que han escuchado testimonios de casos de abusos.

Detalló que la respuesta de las instituciones y la población civil en el país ante el fenómeno de la migración es un reflejo de la tendencia a la deshumanización y del predominio del individualismo sobre el bien común, que son perjudiciales para el desarrollo de cualquier sociedad.

"El atender a los migrantes a nosotros nos resulta de beneficio como personas, nos humaniza, todo lo que hagamos en beneficio de sectores como los migrantes se nos regresa en beneficios, ya que en ocasiones tenemos la tendencia de ser inhumanos con los demás, crueles, abusar”, expresó.

Comentó que el fenómeno de la migración es un espejo una realidad en México, de que independientemente de los migrantes, en el país dijo la tendencia es hacia la búsqueda del bien personal y la ausencia del bien común.

“Estamos perdiendo el valor de la comunidad, entonces la realidad de los migrantes nos habla de que estamos encerrados en nosotros mismos, buscando nuestro bienestar y de seguir por este caminos, vamos a destrozarnos como sociedad".

El Centro de Día brinda alimentación y descanso en el día, pero no tiene posibilidades de ser albergue.

Comentó que el primer nivel de ayuda que organizaciones como las citadas, brindan a los migrantes, en los que la población puede participar, inicia con el rubro asistencial, con la donación de ropa, como tenis, gorras, mochilas, chamarras, que les permitan el tránsito.

El otro nivel de ayuda que requieren es el apoyo moral. "La amistad, la escucha, la relación cálida, es otra manera de apoyarlos, preguntarles quienes son".

En otro nivel de respaldo, indicó que se requiere hacer presión como sociedad civil para la defensa de sus derechos.

Destacó la tarea de instancias como la parroquia de San Judas Tadeo que les procura medicina natural, así como el trabajo que se realiza en coordinación con el Centro de Derechos Humanos Juan Gerardi, enfocado a defender los derechos de los migrantes, difundiendo la cultura del apoyo a este sector y demandando ante las autoridades que se les brinde vigilancia.

Considera que pese a lo comentado, la Comarca Lagunera es más hospitalaria para los migrantes en comparación con otras regiones, ya que hay menos agresiones.

El Centro de día brinda alimentación y descanso en el día, pero no tiene posibilidades de ser albergue. Contempla ampliar sus instalaciones para mejorar la atención de los migrantes. Se contempla construir más habitaciones de descanso.