No hay agresividad en "la Canela" solo nervios y miedo

El veterinario de Control Canino Torreón, Alejandro Santos Alvarado, aseguró que desde que llegó, la perra solo ha estado temerosa y retraída, sin ser hostil ni con el personal ni con otros animales.

Torreón, Coahuila

Alejandro Santos Alvarado, médico veterinario de Control Canino Torreón, informó que el miércoles 3 de febrero, a las 12:45 del mediodía, elementos de la Dirección de Seguridad Pública entregaron a esta dependencia municipal a la perra pitbull responsable del ataque a un niño en la Colonia Santiago Ramírez.

"La perra presenta unas marcas muy visibles en su cara, hocico y cuello, estas son heridas viejas, podría ser evidencia de pelea o bien de maltrato".

"La Canela" durará 10 días en observación en Control Canino, si el animal llega a fallecer, tendrán que dar aviso al antirrábico para que le hagan pruebas y determinen de qué murió. Sin embargo como no existe un reporte en el antirrábico, Control Canino lo resguardará.

El veterinario explicó que según la ley Estatal y de acuerdo con las normas oficiales, Control Canino tiene la obligación de entregar el perro al dueño, con previa multa, esterilización y carta compromiso, donde el dueño firma que el animal estará dentro de su casa, bajo su cuidado y que no estará libre.

De ser capturado el animal por elementos de Control Canino o de Seguridad Pública, no se regresará el perro y será sacrificado.

El veterinario informó que recibió a la perra pitbull ese mismo día, destacando que presenta un comportamiento de miedo.

Está temerosa, insegura, no presenta enfermedad alguna, sin embargo está desnutrida, respecto a su condición física, el especialista señaló que está decaída y no es el temperamento que se espera de esta raza de perros.

Manifestó que la perra pitbull llamada "Canela" no es nada agresiva, ni con los otros perros que hay en Control Canino, ni con el personal que limpia las corraletas.

Sin embargo la perra presenta un comportamiento muy nervioso, está asustada, la cola entre sus patas es señal de nerviosismo o miedo.

"El miedo es normal, ya que es un perro que está lejos de sus dueños, en una corraleta, escuchando otros perros, desconoce el lugar, al personal que los atiende, su comportamiento es comprensible".

Al cuestionar la médico veterinario si las marcas que se observan en la cara y cuello del perro son producto de colmillos, el especialista aseveró que todo indica que sí, son colmillos de otros perros, esto podría indicar que fue usada para pelea o bien que fue maltratada.

"La perra presenta unas marcas muy visibles en su cara, hocico y cuello, estas son heridas viejas, podría ser evidencia de pelea o bien de maltrato".

Calificó el temperamento de la Canela como dócil, ya que asevera que han tenido perros pitbull, de otras razas y hasta criollos que sí son muy agresivos, no dejan que la gente se acerque a las corraletas sin pretender morder, este no es el caso.

"La perra no ha denotado ningún signo de agresividad, ni para con humanos, ni para con otros perros".

Explicó que para que se dé un ataque de un perro contra un humano, se requieren varios factores, el temperamento del perro sí es determinante, en este caso la Canela es muy dócil.

Otro factor es la educación o entrenamiento que le hayan dado sus antiguos dueños, si la entrenaron para morder a todo el que estuviera en su territorio, si la trataron a golpes, si le daban o no de comer.

"La perra no ha denotado ningún signo de agresividad, ni para con humanos, ni para con otros perros".

Explicó que la raza pitbull fue utilizada en la antigüedad como niñeras, por su gran capacidad para proteger a sus dueños, son territoriales, en su carga genética traen instintivamente la protección a los niños que son sus dueños, una causa de ataque es la protección al dueño.

Los pitbull son perros grandes que son difíciles de maniobrar, por eso los dueños de estos perros deben estar capacitados para saber manejarlos.

Además de disponer de gran espacio para que el perro se ejercite, es una raza que tiene mucha energía y demanda mucho alimento, es indispensable sacarlo a pasear por lo menos 30 minutos diarios, para que el perro esté estable mentalmente.