Denuncias contra la violencia de género crecen de a poco

El Centro de Atención Integral y de Empoderamiento para las Mujeres de Matamoros, tiene poco menos de un año, y según Isela Dimas, las mujeres se han vuelto más valientes y acuden a buscar ayuda.
Según el INEGI, 3 de cada 10 mujeres sufren de violencia sexual en el país.
Las denuncias se han incrementado, las mujeres buscan ayuda para salir del círculo de violencia. (Especial)

Matamoros, Coahuila

A menos de un año de haber sido fundado, el Centro de Atención Integral y de Empoderamiento para las Mujeres de Matamoros, ha detectado que sí se genera bastante violencia de género, en pareja, informó Isela Dimas, encargada de este centro.

"Mujeres de los ejidos del norte y del sur, lejanos en un municipio tan grande, también se han acercado al saber que existe este espacio".

Las mujeres, sin embargo, se están animando a denunciar. Cada día, acuden al menos nueve mujeres a entablar denuncia o dar seguimiento. 

"Es medio año prácticamente en el que hemos trabajado y las señoras sí están acudiendo. Se da la violencia física, pero falta ese tipo de denuncia. Es más fácil que acudan por cuestión de violencia económica y psicológica", destacó. 

Es vital la importancia que lo hagan y destaca el proceso de denunciar la violencia física, que implica miedo, que encarcelen a la pareja, hasta que se desquiten con ellas o con los hijos.

"Existe el riesgo. Hemos tenido casos en los que las usuarias piden la pensión alimenticia, hacen enojar a las parejas. Se molestan y otros dejan de trabajar para no dar la pensión".

Aunque la situación de violencia es relativamente parecida en el país, en Matamoros el acceso a este tipo de centros y de manejo de situaciones y hasta otro tipo de vida, es nuevo y ha sido aceptado por ellas.

En este centro las orientan y llevan sus casos en compañía.

"Con menores también hemos tenido casos de violencia, si es extrema los canalizamos al PRONIF o a la Unidad de Atención de Violencia Familiar, por que los menores no pueden seguir en el seno familiar donde se da la violencia. No obstante, podemos atenderles en la cuestión psicológica".

En el marco del Día de No Violencia contra las mujeres, se dieron la vuelta por ejidos matamorenses, con buena respuesta, pues ya hay señoras de esos lugares que han tomado la decisión de hablar de sus problemas.

"Es importante que encuentren una red solidaria de apoyo con la familia, las vecinas, en la escuela de sus hijos. Es muy complicado salir del círculo de la violencia, es una dinámica que hay que entender mientras trabajamos".

En esta semana, al menos tres o cuatro reportes han llegado. 

Los casos más extremos que han tenido, son de violencia física extrema, donde hay que dar servicio integral, con denuncia ante el Ministerio Público y apoyo de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, de donde hay dos elementos asignados a este centro.

En diciembre, las estadísticas de violencia bajan, por fortuna, pues se tiene la fantasía de la unión familiar y de la posibilidad de un cambio en estas vidas tan duras que llevan las mujeres que sufren maltrato. Pero las puertas siguen abiertas.