Centro de baja presión no representa riesgo para PV

El fenómeno natural  se organiza y tiene la posibilidad de desarrollar un ciclón tropical, sin embargo por lo pronto se encuentra lejos de las costas.
Centro de baja presión ubicado frente a las costas mexicanas del Pacífico que amenaza con convertirse en el primer ciclón del año.
Centro de baja presión ubicado frente a las costas mexicanas del Pacífico que amenaza con convertirse en el primer ciclón del año. (Guillermo Gómez Pastén)

Puerto Vallarta

El centro de baja presión ubicado frente a las costas mexicanas del Pacífico que amenaza con convertirse en el primer ciclón del año, no representa amenaza para Puerto Vallarta y las costas jaliscienses en general, sin embargo se vigilará su comportamiento.

Así lo informó Víctor Manuel Cornejo López, titular del Centro de Meteorología de la Costa, quien explicó que el fenómeno gradualmente se organiza y tiene la posibilidad de desarrollar un ciclón tropical, sin embargo por lo pronto se encuentra muy alejado.

Indicó que de acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional, el centro de baja presión se ubicaba aproximadamente a 1,300 kilómetros al suroeste de Manzanillo, Colima y favorecerá la entrada de humedad que propiciará lluvias en estados del litoral del Pacífico central y sur, las cuales podrían llegar a ser muy fuertes en Guerrero y Oaxaca, y fuertes en Michoacán, además de estar acompañadas de tormentas eléctricas.

Se prevé que el sistema incrementará su potencial para evolucionar a ciclón tropical a partir del martes.

Cornejo López agregó que no representa riesgo para Puerto Vallarta, donde se espera que continúe prevaleciendo el cielo soleado, sólo a ratos mezclado con nubes dispersas, sin posibilidad de lluvia. Eso sí, el calor sigue a la alza, pues la temperatura mínima al amanecer fue de 23 grados centígrados.

El especialista indicó que los ciclones que se forman en el mes de mayo tienden a alejarse de la costa.

Por otra parte, informó que este lunes viajó a Manzanillo para asistir a la presentación del avión cazahuracanes norteamericano WC-130J que apoya a la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), el cual también será mostrado en Zihuatanejo, Guerrero, y Salina Cruz, Oaxaca.

“Esta herramienta meteorológica con tecnología de punta es el proveedor principal de datos para los modelos matemáticos que pronostican la intensidad y trayectoria de los ciclones, es decir, la información con que se toman decisiones comprende en gran medida de la labor que desarrollan los aviones cazahuracanes, ya listos para la temporada que inicia el 15 de mayo para el Pacífico y el 1 de junio para el Atlántico”.