En el Centro, 2 habitantes por cada vivienda

El fracaso de la redensificación tiene otra cara: el primer cuadro no sólo concentra poca población, sino que genera la mayor parte del empleo de la ciudad.

Guadalajara

El fracaso de la redensificación urbana en el primer cuadro de la ciudad se refleja en dos datos contundentes que aporta el análisis que hizo el Instituto Metropolitano de Planeación (Imeplan) con corte hasta 2015: en esa amplia mancha de ciudad central la densidad de habitantes por vivienda es de una a dos personas; y apenas una de cada cuatro que se mueven cotidianamente en el área son residentes, el resto son trabajadores o estudiantes.

De este modo, como se aprecia en el gráfico anexo, la zona céntrica tiene una amplia densidad de viviendas, pero como en buena medida se trata de viviendas deshabitadas o que tienen usos diferentes, como comercial o industrial, sus habitantes permanentes son escasos, lo que provoca que de día sea una demarcación intensamente transitada y de noche sea subutilizada.

“El valor promedio de habitantes por vivienda en el AMG es de 3.32; los municipios que superan el promedio metropolitano son San Pedro Tlaquepaque y Tonalá. El resto de los municipios se encuentran por debajo del valor promedio de la metrópoli”. Si el primer cuadro fuera un municipio distinto, se trataría del que tiene la mayor infraestructura, pero la menor población relativa. Los datos provienen del documento AMG: Expansión urbana, análisis y prospectiva 1970-2045 (se puede consultar en imeplan.mx). 

En contraste, “el índice de demanda laboral externa pone en evidencia que la mayor oferta de trabajo se sigue concentrando en la zona Centro del municipio de Guadalajara […] además, a lo largo de los principales ejes viales de la ciudad como López Mateos y Periférico, entre otros. El municipio de Zapopan también cuenta con varias zonas donde se observan valores altos de oferta de trabajo, mientras que en el resto de los municipios del AMG la tendencia va hacia una menor oferta…”.

En cuanto a los indicadores sobre el traslado de la población en función del origen y destino, “lo que se comprueba es que la mayoría de la población del AMG se traslada por trabajo hacia Guadalajara y en segundo lugar al municipio de Zapopan”. El predominio de Guadalajara es tremendo: mientras es origen de 32.09 por ciento de las movilizaciones, es destino de 72.16 por ciento de éstas. Quiere decir que siete de cada diez habitantes se mueven hacia el municipio central. Que de este modo, por día puede albergar, en las horas pico, más de tres millones de habitantes, aunque la mitad sean sus residentes y muchos de estos también se muevan para estudiar o trabajar.

Así, “en función de densidades, Guadalajara cuenta con un promedio de 36.78 empleados por hectárea, seguido de Zapopan y San Pedro Tlaquepaque, con una media de 10.5 empleados por hectárea. Los municipios con la densidad más baja de empleados son Tlajomulco de Zúñiga, Ixtlahuacán de los Membrillos y Juanacatlán […] en los municipios de Tlajomulco de Zúñiga, Tonalá y San Pedro Tlaquepaque, más de 40 por ciento de su población ocupada residente trabaja en alguno de los municipios donde existe la mayor oferta de empleo…”.

Y si se va a mayor detalle, los datos son aún más rotundos: “Dentro del polígono del centro metropolitano, la densidad promedio de población de empleados es de 131.93 por hectárea, mientras que en el resto del AMG es de 14.09 empleados por hectárea”. La relación es casi de diez a uno.

Esto tiene aparejado un fenómeno complejo, el de movilidad, de los que el texto ofrece más detalles: “El crecimiento demográfico y la disminución de densidad en el proceso de expansión de la ciudad han generado la necesidad de traslados cada vez mayores, y con esto la demanda de infraestructura y medios de transporte que permitan la movilidad. En el AMG, la mayor porción de los viajes se hacen a pie (viajes cortos en su mayoría), seguido por los medios motorizados, donde el más usado es el transporte colectivo (autobús, tren y macrobús), y, en menor medida, pero en tendencia incremental, el transporte privado en automóviles”.

El documento, presentado en octubre de 2015 y que sustenta la base de análisis del Imeplan, añade que “la respuesta a la demanda de transporte ha sido un aumento acelerado en el parque vehicular a lo largo del tiempo, favorecido por la inversión en infraestructura vial para transporte motorizado […] han incrementado notablemente los automóviles privados en todos los municipios del AMG, donde las principales aportaciones vienen de los municipios centrales. En cuanto a la tendencia de crecimiento del parque vehicular: […], de 1980 a 1999, se muestra una tendencia con aumento de 18,702 automóviles al año; y entre 2000 y 2013, manifiesta un aumento mucho mayor con una pendiente de la tendencia de 57,160 autos al año”.

Aunado a la falta de un sistema de transporte público eficiente, “este aumento de automóviles está potenciado por una persistencia en la centralización de las fuentes de empleo. Esto se hace evidente con los datos de origen-destino de los vehículos, donde el principal motivo de desplazamiento es el trabajo.” 

Esta realidad es la que la nueva política de vivienda ha tratado de revertir: estimular la creación de vivienda en las zonas centrales, donde el costo en infraestructura es menor y donde se encuentran zonas de trabajo. Pero la creación de polígonos “de contención urbana” en los cuales, las zonas U1 reciben el mayor subsidio público, es un fracaso: apenas 3.2 de cada 100 casas en venta están allí. La sangría de población hacia las periferias continúa (MILENIO JALISCO, 8 y 9 de febrero de 2016).

 

AMG, tiempos de traslado

 

13 minutos en promedio se invierten en traslados a pie

44 minutos en traslados en transporte público

21 minutos en traslados en bicicleta

31 minutos en traslados en transporte privado

32 minutos en traslados en taxi

28 minutos en transporte escolar

47 minutos en traslados en transporte de personal

26 minutos en traslados en motocicleta

 

AMG, distancia promedio según actividad

 

7.4 kilómetros hacia el trabajo

6.9 km a “encomienda de trabajo”

3.3 km a la escuela

3.2 km a compras

4.1 km a actividades de recreación 

4.8 km promedio

 

Fuente: Encuesta origen y destino 2010, Ayuntamiento de Zapopan