Hedor aleja a pasajeros de la central camionera

La línea intermunicipal "Verde Moctezuma" lamenta que no se tome en serio el tema, que podría convertirse en un problema de salud. Además denunciaron extorsiones de la Policía en Torreón.

Lerdo, Durango

El hedor y el charco de agua negra proveniente de la alcantarilla que justo se encuentra enfrente de la puerta de la central camionera en esta ciudad, ha alejado a los pasajeros que esperan las rutas con destino a Gómez Palacio y Torreón.

Dentro de la central de los autobuses "Verde Moctezuma" el señor Jorge Muñoz, indicó que el tiradero de agua de drenaje y su característico olor a podredumbre, aleja a los usuarios del transporte público.

"Fíjese, tenemos el registro en la mera entrada de la central y toda la cuadra huele a drenaje".

"Es una pena porque aquí vienen los chavalitos que se mueven en el camión para ir a la escuela y las señoras que se mueven al Seguro (IMSS)".

"Aquí hay un flujo de gentes bastante grande y nadie se acerca ahorita porque huele a podrido. Adentro está que no se aguanta el olor".

Al empezarse a desbordar la alcantarilla, precisó Jorge Muñoz, inmediatamente comenzó a apestar el sitio, situación que se agrava durante la tarde debido a que el calor hace más denso el hedor.

Policías estatales extorsionan a choferes de los verdes en Torreón

Al ver la presencia de un reportero, los choferes de la ruta Verde Moctezuma, solicitaron realizar una denuncia ciudadana a cambio del anonimato.

Indicaron que al transitar en la ciudad de Torreón, constantemente son extorsionados por agentes de la Policía Estatal quienes los detienen debido a que portan en las unidades placas del Estado de Durango.

Constantemente son extorsionados por agentes de la Policía Estatal en Torreón, por portar placas de Durango.

Refirieron que bajo el argumento de portar placas sobrepuestas, al circular en la entrada de la ciudad de Torreón, por el bulevar Independencia, sobre la Presidente Carranza y a la altura del mercado Alianza, son interceptados y extorsionados económicamente.

"Nos quitan de 2 mil, mil 800 ó de a 800 pesos. Un día a mí me tumbaron 300 pesos en la mañana y por la tarde otros 400 pesos. Pero hay compañeros a los que les han quitado hasta 4 mil pesos", comenta un chofer.

Esta versión es reforzada por uno de sus compañeros que dijo, hace un mes atrás a él "le tumbaron" 2 mil pesos al ser detenido en el mercado Alianza.

"Nos dicen que nos mochemos con lo más que podamos porque si no el camión se va al corralón y nosotros al bote. Y es un verdadero abuso", concluyeron.