Tendrá la Central de Abasto ruta exclusiva

Será el único transporte público que no estará controlado por la Secretaría de Movilidad.
Las unidades fueron presentadas en el Zócalo capitalino.
Las unidades fueron presentadas en el Zócalo capitalino. (Mónica González)

México

La Central de Abasto (Ceda) ya no será solo el mayor centro de distribución de alimentos del país, también será el mercado con el único transporte público que no estará controlado por la Secretaría de Movilidad, que tiene la tarifa similar a la del Metrobús (seis pesos) sin tener la misma infraestructura como carriles confinados y paradas exclusivas.

Por medio de un Permiso Administrativo Temporal Revocable (PATR), la Secretaría de Movilidad autorizó a la Ceda que pueda controlar, tanto administrativa como financieramente, 13 autobuses chinos que recorrerán dos circuitos, uno de 11.5 kilómetros y otro de 11.7.

El permiso tiene una duración de un año, con opción a prorrogarse por un periodo similar, lo que le permite a la Central la explotación de los corredores de transporte que fueron nombrados Cedabús e iniciarán operación este miércoles.

Además, como el mercado, donde se comercializan diariamente 30 mil toneladas de productos alimentarios y llegan cerca de 500 mil personas, no tiene oficina de información pública, los datos del Cedabús no serán transparentados.

PRESTACIÓN DEL SERVICIO

Los 13 autobuses prestarán el servicio de las estaciones Apatlaco y Aculco del Metro, de la Línea 8, y de la estación Rodeo, de la Línea 2 del Metrobús a la Central de Abasto.

Otra de las exclusividades de este medio de transporte es que tendrá su propia forma de pago.

De acuerdo con el proyecto de servicio, el pago del pasaje se realizará a través de una tarjeta que no estará conectada al plástico multimodal que promocionó el gobierno de Miguel Ángel Mancera y que sirve para el Metrobús, el Metro y el Tren Ligero; es decir, estará controlada por la propia Central de Abasto.

Hay otra forma de pago que es en efectivo, a bordo de los autobuses.

Otro aspecto particular del servicio es que las unidades cuentan con su propia cromática, dejando a un lado la establecida por el Gobierno del Distrito Federal para el transporte de la ciudad, que es color morado.

Las unidades, que tuvieron un costo de 1.9 millones de pesos cada una, aproximadamente, tampoco cuentan con placas del transporte público, sino que tienen láminas de servicio privado; es decir, un número y tres letras.

La presentación de los autobuses estuvo encabezada por Miguel Ángel Mancera, quien dijo que en los primeros 15 días el servicio será gratuito, posteriormente se cobrarán seis pesos por pasajero.

El jefe de Gobierno informó que el horario de servicio será de las 2:00 a las 19:00 horas, periodo de actividad en la Ceda.

El mandatario local estuvo acompañado por el secretario de Gobierno, Héctor Serrano; la secretaria de Medio Ambiente, Tanya Müller, y por el director y administrador general de la Central de Abasto, Julio César Serna.

Bajo un fuerte dispositivo de seguridad fueron presentados los autobuses que prestarán el servicio en la Ceda.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública fueron colocados en las cuatro esquinas del Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

El secretario de Transporte (en pocos días será de Movilidad), Rufino León Tovar, dijo que hay inconformidad de algunas rutas de micros que operan en la Central de Abasto, pero aclaró que no hay invasión de rutas ni afectaciones, aunque habrá mesas de negociación para atender sus dudas.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]