“La cena aunque es modesta representa la unión familiar”

Aurelio González dice que este 24 y 25 de diciembre se une con sus seres queridos para demostrar el amor que se tiene por Dios, se dejan atrás rencores y sobretodo en esos días, todo es alegría.
Comienza a las 6 de la mañana dándoles de comer a los caballos.
Comienza a las 6 de la mañana dándoles de comer a los caballos. (Sergio Guajardo. )

San Pedro, Coahuila

El 24 de diciembre Aurelio González originario del ejido El Estribo, la pasa en su casa con su esposa y sus tres hijos, conviven y cenan pollos asados. "Tratamos de pasarla de lo mejor, nos visitan mis dos hijas casadas con mis yernos y nietos, ya que mi hijo el mayor no está casado".

No hacen Rosario, ya que profesan la religión cristiana, pero dice que están cerca de Dios en esta celebración.

El  25 de diciembre en la casa de Aurelio, se come el recalentado, aunque nunca faltan los tamalitos y el café negro. Manifestó que desde hace años hubo un cambio en su vida, porque dejó de tomar alcohol, "antes eran más difíciles las cosas, el cambio fue bueno antes me la pasaba con los amigotes y ahora con mi familia todo es más tranquilo".

Dejó de tomar porque fueron muchas cosas las que lo hicieron cambiar, pero todo con la ayuda de Dios.

Aurelio trabaja en un establo y su labor es echarle pastura para que coman los caballos, "los saco para que caminen y los cuido. Son 5 caballos que les hacemos la lucha para que corran, buenos no son pero le hacemos la lucha". Además es jornalero en la pizca de algodón en la temporada.

Comienza a las 6 de la mañana, dándoles de comer a los caballos, después regresa a las 10 de la mañana y termina a la 1 de la tarde.

Aurelio regresa a su trabajo como a las 4 de la tarde donde prepara la cena de los caballos, considera que en esta fiestas, la familia se une para demostrar el amor que se tiene por Dios, las familias deben de fomentar la cena de Navidad, ya que se dejan atrás rencores y sobretodo en esos días, todo es alegría.

La cena aunque es modesta representa la unión familiar, "el pollito es bueno además se prepara con una receta especial que se tiene por años en la familia".

Ya después de la cena, se reparten los regalos entre los nietos y los hijos, aunque los niños prefieren los juguetes, Aurelio les regala ropa a sus nietos pues considera que un pantalón y una camisa siempre son necesarias.

La festividad de Navidad, ha cambiado a través del tiempo, pero siempre se busca que las familias enteras participen, aunque en su casa también se preparan los tamales, su esposa se alista con tiempo y ha tratado de involucrar a sus hijas. La elaboración de los tamales es muy esencial, donde se debe de tener cuidado, desde que la masa tenga un punto especial para lograr un buen sazón.

Los guisos que se preparan para los tamales también son con mucha dedicación, la carne de puerco con el chile rojo, las rajas, de frijoles y los tradicionales de azúcar.

Por lo general los tamales, los dejan para el 25 de diciembre por la mañana sin faltar el café bien caliente.