Celebran más de 10 mil fieles la primera misa en el Santuario de los Mártires 

Una procesión, encabezada por la Virgen de Zapopan, partió del cruce entre Colón y Patria.
A los ciudadanos que fueron a misa se les dio un recorrido por el recinto
A los ciudadanos que fueron a misa se les dio un recorrido por el recinto (patricía ramírez)

Guadalajara

Más de 10 mil personas, entre danzantes, organismos laicales, ministros y fieles, acudieron ayer a la celebración de la primera misa multitudinaria en el Santuario de los Mártires de Cristo, para conmemorar el décimo aniversario de la beatificación de quienes murieron defendiendo su fe en la guerra cristera. 

Con una procesión encabezada por la Virgen de Zapopan, que partió desde el cruce de las avenidas Colón y Patria hasta el enorme recinto eucarístico, dio inicio la celebración en la que también se hizo mención de la clausura del año jubilar por el centenario de la Sección Diocesana de Evangelización y Catequesis (SEDEC) y el Día del Laico. 

El recorrido tuvo además la intención de mostrar a los ciudadanos los avances del Santuario y motivarlos para que colaboren con su culminación, razón por la que algunas personas manifestaron apoyar “aunque sea con 10 pesos” para que esta Iglesia ubicada en el Cerro del Tesoro sea una realidad. 

“Ya queremos que se termine, (...) hoy estamos muy contentos de poder escuchar la primera misa en este hermoso Santuario (…) No tenemos mucho, somos una familia humilde, pero aunque sea con 10 pesos estaremos apoyando”, apuntó la señora Livier. 

Por su parte, el Cardenal de Guadalajara, Francisco Robles Ortega, llamó a los feligreses durante su homilía a transformar la realidad y a orar por la paz y reconciliación en el mundo entero.

“Tenemos que comprometernos más a transformar las realidades injustas, las realidades corruptas, las realidades que discriminan, las realidades que no permiten el desarrollo y la dignidad de las personas, todas esas realidades que están en las infraestructuras, que están en las instituciones, que están, a veces, en la misma familia”, expuso luego de precisar que las realidades se transforman con la verdad. Agregó que la manera de vivir del hombre no debe de tener diferencia con el reino de Dios, en donde no existe ni el poder ni la guerra. 

“La iglesia nos invita a contemplar y proclamar a Jesucristo como rey del universo, Cristo nos ha dado pruebas de que aunque su reino no es de este mundo, ha tenido actuaciones muy importantes en la vida humana, en su preocupación y atención a los débiles y a los enfermos”, enfatizó. 

Al término de la celebración eucarística, se realizó una verbena popular que contó con la participación del Ballet Folclórico de la Universidad del Valle de Atemajac (UNIVA). Robles Ortega reiteró a los cientos de fieles a continuar con los apoyos a las obras de construcción del recinto a través de donativos que a partir de ayer se pueden realizar en todos los templos y capellanías.