Celebra 'Hacienda La Lomita' cinco años de buen vino

La pequeña casa vinícola busca celebrar con todo México, con una serie de 12 cenas, una cada mes; a Tijuana le tocó en marzo

Tijuana

Fernando Perez Castro inició el proyecto de Hacienda La Lomita hace cinco años, parte de una nueva generación de productores de vino en el Valle de Guadalupe, Baja California, que aprovecha la ola de crecimiento de esta industria en el país.

"Nos encontramos en que la industria del vino está creciendo 20-25 por ciento, que es una locura en una economía como la nuestra que no crece....¿Por qué está creciendo? Pues porque habemos toda una generación que estamos interesados por comer y tomar buen vino", explica Pérez Castro.

Con su marca, busca conquistar al público menor a los 45 años, que consume vino siempre vinculado al maridaje y considera en su compra valores como conservar el ambiente, impulsar el comercio local e incluir el arte y los artistas emergentes de la región.

Todos los diseños de las botellas son hechos por tijuanenses: "Espacio en Blanco" es un chardonnay monovarietal de cuatro meses en barrica con arte del propio Pérez Castro; "Discreto Encanto" es un tinto diseñado por el ilustrador Charles Glaubitz, mientras que "Sacro", "Pagano" y su nuevo vino rosado, "Cursi", son con obra del pintor Jorge Tellaeche.

Esta apuesta a seducir al nuevo cliente del vino, que quizás esté más dispuesto a arriesgar y probar nuevas marcas, ha resultado en un crecimiento exponencial.

"Es un proyecto que está avanzando muy bien. Nosotros producíamos 4 mil botellas cuando arrancamos. Ahora producimos alrededor de 40 mil, lo cual significa un crecimiento de un porcentaje bastante alto", agrega Pérez Castro, que espera seguir en esa ruta.

Ahora, a cinco años de haber empezado la producción, la pequeña casa vinícola busca celebrar con todo México, con una serie de 12 cenas, una cada mes. A Tijuana le tocó en marzo, en el restaurante Misión 19, del chef Javier Plascencia.

Abril será en Hermosillo, donde esperan un cálido recibimiento a sus vinos tintos, ya que Sonora en general, pero en particular en Hermosillo, la carne roja es la materia prima por excelencia y ésta con el vino es un maridaje casi, casi natural.

En Ciudad de México, la celebración de La Lomita será a finales del año.