Cede ayuntamiento y reubica a ambulantes de Tepatitlán

Con motivo de las fiestas patronales, se cambiaron de lugar los puestos callejeros y los baños portátiles.

Tepatitlán

Comerciantes del centro de Tepatitlán lograron que las autoridades municipales les hicieran caso y evitaran en estas Fiestas de Abril la instalación de puestos ambulantes en ciertas zonas, así como un gigantesco escusado portátil que generaba malos olores y desechos orgánicos en la vía pública.

En el año pasado, con motivo de las fiestas patronales, el ayuntamiento dispuso que parte de las calles Porfirio Díaz, Zaragoza y Córdoba fueran cerradas a la circulación vehicular durante la tarde y noche, para que cientos de puestos ambulantes se instalaran en dichas vialidades.

Aparte del cierre, sobre una de las calles mencionadas se colocó un sanitario portátil, cuyas descargas eran arrojadas a una alcantarilla cercana mediante una tubería que dejaba a la vista los desechos vertidos, generando malos olores y atrayendo insectos nocivos.

Los propietarios de negocios establecidos alegaban que la colocación de puestos ambulantes era una competencia desleal para ellos, además de que mucha hacía sus necesidades fisiológicas en la vía pública, pese a la presencia del baño portátil.

Lo anterior hizo que varios comerciantes afectados se quejaran ante el presidente municipal Jorge González Arana, quien les habría respondido que al permitir la instalación de los ambulantes se fomentaba el empleo durante unos días y lo único que pudo arreglarse en aquella ocasión, fue acortar el horario de cierre de las calles.

Ahora, de acuerdo con Lourdes Martín del Campo, una de las comerciantes afectadas, antes de que comenzaran los festejos de abril, se entrevistaron con el alcalde para pedirle que este año no permitiera que los vendedores ambulantes se instalaran en el centro ni el excusado portátil, así como dejar libres también las calles peatonales de Progreso y Herrera y Cairo, asegurándole al primer edil de que habían tramitado amparos para impedir el cierre de las vialidades.

La respuesta del ayuntamiento fue cerrar algunas calles del centro por las tardes durante los festejos de abril, pero sin que se instalen los puestos ambulantes y el baño portátil fue llevado a una calle contigua a la presidencia municipal, donde antes se ubicaba la comandancia de la policía.

Los puestos ambulantes se instalaron en la Plaza Morelos, a unos metros de donde se ubicaban en el año pasado.