Ceaal exhorta a autoridades a restaurar el diálogo en Oaxaca

Ante los hechos violentos ocurridos en Oaxaca, el Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe hace un llamado para que cese la represión hacia los maestros representados por la CNTE.
El Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe hace un llamado a las autoridades para que se restaure el diálogo
El Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe hace un llamado a las autoridades para que se restaure el diálogo (César Ramírez)

Guadalajara

El Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe (Ceaal), condena los hechos violentos ocurridos en Oaxaca, por parte de la Policía Federal en contra del movimiento magisterial y al pueblo oaxaqueño, indican.

El Ceaal también hace un llamado a las autoridades para que se restaure el diálogo y que de inmediato cese la represión hacia los maestros representados por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

En la IX Asamblea General convocada por este consejo en la ciudad de Guadalajara, con una participación de más de 100 educadores de 21 países de América Latina, el cual tiene como objetivo el posicionamiento al diálogo urgente "como una herramienta democrática y de transformación".

Gilberto López Rivas, académico de los movimientos autónomos, indicó en la asamblea, que el CNTE y el pueblo de Oaxaca luchan para dar revés a la reforma educativa, una reforma de la cual califica, como una privatización a la enseñanza, una reforma represiva, de la cual, "el gobierno la ha impuesto sin diálogo a sangre y fuego".

"Aquí se ha querido imponer a sangre y fuego una llamada reforma educativa, que no es más que una reforma de carácter laboral, punitivo, y una manera de controlar al magisterio mexicano que siempre ha representado los anhelos y los esfuerzos de nuestro pueblo", puntualizó.

Por lo tanto, integrantes del Ceaal señalan que las autoridades mexicanas son las responsables por los seis muertos y los más de 100 heridos, de los cuales 53 son civiles.