Causa daños fuerte granizada en San Pablo Zitlaltepec

Sufren daños 80 hectáreas de frutales principalmente, durazno, pera y ciruelos; pedirán apoyos a la Secretaría de Fomento Agropecuario (SEFOA) para ayudar a los productores
Granizada cubrió algunas partes del estado de Tlaxcala.
Granizada cubrió algunas partes del estado de Tlaxcala. (Foto: Javier Conde)

Tlaxcala

La Coordinación Estatal de Protección Civil confirmó que este martes se registró una fuerte granizada atípica en el municipio de San Pablo Zitlaltepec que afectó al menos seis casas, lo que generó la movilización de cuerpos de rescate.
De acuerdo con los hechos dicho fenómeno natural se registró cerca de las 17:30 horas, en varios municipios de la zona oriente donde la comunidad más afectada fue San Pablo donde habitan al menos seis mil personas.
Asimismo, el presidente municipal, Roosevelt Rodríguez García señaló que para fortuna de la ciudadanía no hubo afectaciones dada la magnitud de la fuerte granizada acompañada de viento.
Dijo que de inmediato se realizó un recorrido por aquellas comunidades consideradas con mayor marginalidad como el caso de Francisco Javier Mina y San Juan Bautista -ubicadas dentro de la Cruzada Nacional contra el Hambre-.
No obstante, precisó que lamentablemente sufrieron daños aproximadamente 80 hectáreas de frutales principalmente, durazno, pera y ciruelos, por lo que pedirá apoyos a la Secretaría de Fomento Agropecuario (SEFOA) para ayudar a los productores damnificados.
Asimismo, comentó que un tramo de la autopista Amozoc-Perote quedó parcialmente cerrado, debido al exceso de hielo sobre el asfalto, pero al filo de las 20:00 horas, se reanudo la circulación.
Cabe señalar que las calles de Zitlaltepec, ubicado en la zona oriente del estado, quedaron cubiertas de granizo y la lluvia prosiguió en el transcurso de la noche; el descenso de la temperatura fue notable dentro de la cabecera municipal.
En tanto, el coordinador Estatal de Protección Civil, Joaquín Pluma Morales citó que afortunadamente no hubo desgracias que lamentar pese a la intensidad de la granizada atípica.