Respirador de Elías será donado al Hospital Infantil

El aparato, que tiene un costo de 10 mil dólares, continuará cumpliendo su cometido, que es el de dar una oportunidad a quienes padecen alguna enfermedad, informó Javier Quintero Guridi.
El respirador de Elías, cuyo costo es de 10 mil dólares, será donado al Hospital Infantil de Torreón.
El respirador de Elías, cuyo costo es de 10 mil dólares, será donado al Hospital Infantil de Torreón. (Haide Ambriz Padilla )

Torreón, Coahuila

Javier Quintero Guridi, presidente de la asociación Donadores Laguna pide a los laguneros que la muerte de Elías no sea en vano.

Ruega porque su caso sirva como factor de cambio dentro de los corazones de la sociedad lagunera, para que se decidan a ayudar al prójimo donando sangre o bien, con alguna otra iniciativa ciudadana.

Recordó que él inició este movimiento de ayuda altruista a raíz de una tragedia personal, sin embargo con ayuda de familiares, amigos y especialistas, logró ver el vaso medio lleno y no medio vacío.

"Necesitamos reaccionar como sociedad, despertar de ese letargo, la respuesta a todos los problemas somos nosotros, como sociedad unida y organizada".

Eso lo llevó a emprender un esfuerzo ciudadano, sin fines de lucro, para evitar que otras personas cayeran en desgracia por falta de donadores de sangre.

Manifestó que buscarán que el respirador artificial de 10 mil dólares, se dé en comodato al Hospital Infantil, donde día a día los médicos se enfrentan a casos difíciles o similares al de Elías.

Destacó que todo el material y equipamiento médico, se donará a personas o instituciones que lo necesiten, la cama es especial, igual la silla de ruedas, se trata de que estos artículos que fueron donados con la convicción de dar vida, sigan cumpliendo su cometido.

Señaló que Donadores Laguna se mantiene gracias a la ayuda de Dios, ya que no se reciba ni un solo peso, todo se hace a través de la ayuda voluntaria de las personas de buen corazón.

"A partir de 2011 que iniciamos esta cadena de favores en beneficio a la sociedad, surgieron muchas asociaciones que buscan ayudar al prójimo en la zona metropolitana de La Laguna", agradeció a Dios ser un instrumento suyo para hacer el bien.

Concluyó diciendo que su lucha no cesará hasta que su corazón deje de latir, hasta que el dolor, el sufrimiento y las enfermedades le sean indiferentes, argumentando ser un ser humano que se conduele del prójimo, se comprometió a seguir ayudando hasta el fin de sus días.