Se alarga el juicio contra quienes la despidieron

Un laudo favorece a Dulce Adriana y condena a las empresas, pero ya se ampararon. Aún así ella no se rinde y niega estar recibiendo algún apoyo económico del DIF de Lerdo.
Dulce Adriana optimista y lista para un nuevo comienzo.
Dulce Adriana optimista y lista para un nuevo comienzo. (Cecilia Rojas)

Gómez Palacio, Durango

La gente que labora en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de Gómez Palacio ya conoce a Dulce. Incluso a su pequeña Ximena. Siempre son bien recibidas, aunque el proceso que lleva contra quienes la despidieron de manera injustificada, se ha alargado.

"Si bien mi caso es sonado y se le ha dado celeridad, tengo que estar aquí por que tengo la necesidad. Entiendo que hay mucha gente y que no nada más me van a estar preguntando que qué se me ofrece".

Las audiencias ya se llevaron a cabo y cabe destacar que los representantes de las empresas demandadas se burlaban de ella en cada reunión.

A estas alturas, ya se brindó un laudo, que la favorece y condena a las empresas que ella manejaba y a CFE. No deja de acudir para darle seguimiento a este laudo, aunque las empresas demandadas ya se ampararon.

"Hay que ser felices por el simple hecho de estar vivos. El problema no es llorar o frustrarte, sino salir adelante. La mayor parte de tu vida con una sonrisa aunque te esté llevando la fregada".

Ante este acto legal, están obligadas a pagar una subsistencia, que puede ir de uno a seis meses de salario, cantidad que fija el Presidente de la Junta.

"Lo que buscamos ahora es que se amplíe la subsistencia y se agregue a CFE. El presidente lo tiene que leer para ver si esta propuesta de mi abogado es legalmente posible".

No se siente favorecida en lo particular, por que si así fuera ya hubiera cobrado. Su necesidad es hacer su trámite cien por ciento bajo el cobijo de la ley, por lo que considera pertinente guardar los tiempos.

Pero también pregunta, no se calla ante nada por su mismo temor de en algún momento dado llegar a cometer un error. "Aunque no tenga para comprarle una lata de leche a mi niña, yo vengo".

Son tiempos duros para Dulce y Ximena. Viven con los papás de Dulce y se ahorra hasta cierto punto algunos gastos, pero los de la bebé son ineludibles.

Algunas personas creen que ella recibe apoyos monetarios del DIF de Lerdo, pero esto no ha sido así. En cambio sí ha recibido apoyos muy valiosos para transportarse, en el pago de un perito y con un abogado que la iba a ayudar con textos legales, quien por cierto, nunca se presentó.

"Contraté uno externo, lo voy a pagar. Me he dado cuenta de que mientras la gente sabe que no tienes dinero para pagar no se mueve nada. Pero el abogado que tengo recibirá su pago cuando termine el proceso".

Si ha buscado trabajo, incluso cuando estaba enferma y embarazada. Le llegaron a hablar pero ella tenía que hablar con honestidad de su condición y no se concretaba el empleo.

Por ahora, lo primordial es que el proceso se termine en Conciliación. Sería cerrar un ciclo para comenzar con otro, buscar de nuevo trabajo. "Se que si no estoy todo el día aquí no va a pasar nada".

El futuro que avizora es normal, de una madre con su hija. "Verla crecer, enseñarla a hablar, a caminar, es inquieta, ya casi camina y entrelaza sílabas". Dos personas y su mamá la ayudan a cuidarla si no puede llevarla con ella, a quienes agradece de corazón.

"Si estoy con ella la disfruto mucho, no lo veo como pérdida de tiempo. A veces me apuro por la leche o no tengo para comprarle nada. Pero salgo a la calle y no falta quien me conozca, nos conozca y nos dé bendiciones", o apoyándolas cubriendo lo que necesitan en ese momento.

"Soy un ser humano como cualquier otro. Todo tiene su proceso en la vida. Cuando me dijeron que tenía cáncer si me quebré, lo lloré, me enojé y ya luego lo que sigue, ví que opciones tenía". El momento, asegura en su sabiduría, se debe vivir, pero luego hay que vivir el que sigue.

"Lo que buscamos ahora es que se amplíe la subsistencia y se agregue a CFE. El presidente lo tiene que leer para ver si esta propuesta de mi abogado es legalmente posible".

Destaca que lo mejor es buscar el lado positivo de las cosas, de aquello devastador que le pasó. Su plan no era embarazarse, pero fue providencial, por que si no no se hubiera percatado del cáncer.

"Le diría a la gente que valore el hecho de que estamos vivos, por que todos damos por sentado que mañana vamos a seguir aquí y no es cierto.

"Hay que ser felices por el simple hecho de estar vivos. El problema no es llorar o frustrarte, sino salir adelante. La mayor parte de tu vida con una sonrisa aunque te esté llevando la fregada, por que no sabes si la persona delante de ti está pasando por algo peor, o si es un ángel que mandó Dios y lo ahuyentas con tu carota".

Dulce concluye agradeciendo a esos ángeles que ella ha conocido y también a todas las personas que le dejan algún mensajito en el muro de facebook "BENDICIONES PARA DULCE", para esta chica que es un maravilloso ejemplo de vida y de lucha.