Crimen organizado se filtra en albergues de migrantes

En la Casa del Migrante de Saltillo, los albergados están acostumbrados a no denunciar a los secuestradores que son miembros del crimen organizado por temor a represalias.
Migrantes en La Bestia
Migrantes en La Bestia (Cuartoscuro /Archivo)

Saltillo, Coahuila

El director de la Casa del Migrante, Alberto Xicoténcatl, reconoció que existen criminales que llegan a los albergues haciéndose pasar por migrantes son secuestradores miembros de bandas del crimen organizado.

Sin embargo, no están sobre alarmados, ya que dijo están 'acostumbrados' a trabajar con estos miedos de la población flotante que teme denunciar ante autoridades por posibles represalias.

En el albergue han tomado precauciones desde hace año y medio como contar con cámaras de vigilancia al interior de la casa, con el que monitorean lo que sucede las 24 horas.

Los costos son absorbidos por organizaciones internacionales que se preocupan por los migrantes

“Es un sistema bastante sofisticado, otorgado por la Secretaría de Gobernación a nivel federal a través del mecanismo para la defensa de los derechos humanos" explicó Xicoténcatl.

El proceso para adquirir el equipo se realizó desde 2010, pero no fue hasta 2013 que llegó.

Inclusive el gobierno municipal se comprometió delante de la federación, a colocar una cámara urbana afuera de Casa Migrante para monitorear el área externa del lugar, sin embargo, no se ha concretado.

La estrategia funciona además como inhibidor para quien tenga intención de cometer un delito, ya que quedaría grabado en las cámaras de vigilancia.

Añadió que la presencia de una patrulla afuera de la Casa del Migrante, sí ha disminuido el número de actos en contra de quienes se albergan en el lugar, además que también cuentan con un botón de pánico.