Cinco años protegiendo mujeres desamparadas

La Casa de Restauración Arca es un refugio para personas maltratadas, se mantiene en el anonimato para protegerlas, pero los recursos que tienen no son suficientes para operar al 100%.
 Mireya Nevárez, presidenta y psicóloga de la institución.
Mireya Nevárez, presidenta y psicóloga de la institución. (Cortesía Héroes Laguna)

Gómez Palacio, Durango

Desde hace 5 años opera la Casa de Restauración Arca, se trata de un refugio de mujeres que padecen de violencia intrafamiliar, que se encuentra en el municipio de Gómez Palacio.

Aunque hay apoyos, reciben poco recurso económico para sacar adelante la vivienda que opera al 90 por ciento de su capacidad.

Mireya Nevarez González, su directora, asegura que esta Asociación Civil subsiste principalmente con recursos provenientes de donaciones, presta servicio a las instancias estatales y municipales.

"Nosotros recibimos a mujeres y niños que se encuentran en situación de violencia familiar . Fue fundada por la señora Alejandra Ceniceros, ella fue una mujer que padeció también agresiones físicas y psicológicas en su matrimonio".

"Ella vio la necesidad de un sitio de esta naturaleza puesto que en su caso, no sabía a donde ir ya que en todos los sitios que estuviera, su pareja la buscaría y era lo que no quería. Hace años no había una institución así".

"Ella comenzó a dar albergue en su casa, fue y se puso a las órdenes del DIF municipal de Lerdo y Gómez Palacio.", señala.

Dio a conocer que requiere de recursos económicos para subsistir, puesto que a pesar de que le brinda servicio al Ayuntamiento, tanto de Gómez Palacio como de Lerdo, así como al Gobierno del Estado de Durango a través de las canalizaciones del Grupo Esmeralda, es la última instancia la que no le otorga ningún recurso económico.

"Tenemos canalizaciones por parte del DIF, de la Procuraduría de la Mujer, del Instituto de la Mujer, del programa de emergencias Esmeralda, de Cruz Roja, de Hospital General, incluso de diferentes instituciones, así como también de la capital duranguense algunos del vecino municipio de Torreón".

"La instancia municipal de Gómez Palacio les entrega poco más de 2 mil pesos mensuales, exactamente 2 mil 800 que apenas nos alcanza para el teléfono y un apoyo a la persona que nos auxilia en recepción".

"Hemos participado en tres convocatorias en tiempo y forma con lo que nos solicitan y nada".

"También el Doctor Simi nos apoya con despensas bimestralmente, otras con leche para darle a los menores y mujeres que tenemos resguardadas".

"Tenemos un proyecto ante la Secretaría de Salud, que de autorizarse, significaría alimento seguro y permanentemente", señala.

Explicó que el gobierno federal les entregó un recurso del orden de los 100 mil pesos para equipamiento como camas y muebles en general que son necesarios para el mejor funcionamiento de este sitio sin embargo no se ha vuelto a inyectar un recurso de esta naturaleza.

Recibirán personal de la ONU cuyos representantes les impartirán capacitaciones necesarias para el Refugio y verificarán las condiciones en las que opera el sitio.

Y es que considera que no es sencillo el hecho de mantener una Casa Refugio cuya ubicación se debe mantener en el anonimato, pues darla a conocer implica el riesgo de las resguardadas.

La entrevistada manifiesta que cuentan con siete mujeres con sus menores a quienes se les brinda alimentación calzado, medicamento, artículos de aseo personal, como cepillo de dientes, pasta, papel higiénico, toallas.

Finalmente comentó que si bien las instancias municipales les apoyan, nunca es suficiente el recurso cuando se trata de apoyar a una buena causa.