Casa Feliz solicita donación de libros para niños con cáncer

Nancy Ramírez Herrera, gestora de Proyectos indicó que los pequeños se recrean en la lectura y a través de la fantasía aminoran su situación de enfermedad.
Casa Feliz de Torreón.
Casa Feliz de Torreón. (Lilia Ovalle)

Torreón, Coahuila

Porque no sólo atiende sus necesidades físicas sino que además les procura esparcimiento y el desarrollo de su espiritualidad, el albergue Casa Feliz que recibe a niñas y niños con padecimientos originados por distintos cánceres, solicita a la comunidad en general apoyo para integrar una biblioteca con ejemplares nuevos.

Nancy Ramírez Herrera, gestora de Proyectos de Casa Feliz, indicó que los niños se recrean en la lectura y a través de la fantasía, aminoran su situación de enfermedad toda vez que los libros realizan un trabajo de acompañamiento mientras transitan hacia la sanación.

“La gente puede hacer algo realmente significativo pues dar es sembrar una semilla de generosidad. Nuestros niños necesitan libros, ya que en ellos encuentran respuestas, logran olvidar un poco su situación y entran a un mundo de fantasía que les permite entender la vida de una manera más amable”, precisó.

Por si fuera poco su tarea se extendió para poder ayudar a adultos con las mismas enfermedades que requieren tratamiento de radiación en la Unidad Médica de Alta Especialidad del IMSS.

Con una trayectoria de 27 años y con 17 años trabajando con el sistema de albergue, Casa Feliz se sostiene gracias a la cadena de ayuda que personas físicas y morales promueven en su entorno.

De esta manera se atiende a niñas y niños con padecimientos de cáncer, pero también a menores con fallas renales.

Por si fuera poco su tarea se extendió para poder ayudar a adultos con las mismas enfermedades que requieren tratamiento de radiación en la Unidad Médica de Alta Especialidad del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Torreón.

Aunque Casa Feliz tiene donantes permanentes como el caso de Grupo Lala, que apoya con la leche que se distribuye en el comedor del albergue, ahora solicita la ayuda de la ciudadanía en general para poder dotar a sus niños con libros infantiles que promuevan su creatividad e imaginación.