Casa Emaús es "de acceso restringido"

Por encargo del cardenal Adolfo Suárez Rivera, se solicitó la instalación del recinto en la ciudad de Arteaga, a la cual se niegan las visitas según dio a conocer personal del lugar.
La Diócesis de Torreón negó que la instalación del refugio indique la presencia de un foco rojo en Coahuila.
La Diócesis de Torreón negó que la instalación del refugio indique la presencia de un foco rojo en Coahuila. (Alejandro Alvarez)

Torreón, Coahuila

Tras ser cuestionado sobre la posibilidad de realizar una visita al centro de atención psicológica para curas con problemas denominado "Casa Emaús", que fue recientemente inaugurado en Arteaga, Coahuila, una persona quien se identificó como asistente del sacerdote Rodolfo Mora Becerra, director del centro, comentó: "Aquí es acceso restringido".

Se afirma que el centro, que abrió sus puertas el pasado viernes, podrá estar recibiendo a curas con problemas como la pederastia, según fuentes del Seminario y la Diócesis de Torreón.

El sitio ofrece servicios de psicología, dirección espiritual, atención médica y manutención para los sacerdotes

Según informó la Diócesis de Saltillo en su sitio oficial, www.diocesisdesaltillo.org.mx, se trata de un centro de apoyo espiritual y psicológico que recibirá a sacerdotes de diferentes partes de México e incluso de Estados Unidos.

Se buscó entrevistar a Mora Becerra vía telefónica, pero contestó su móvil quien dijo llamarse Alonso, explicando que el director del centro se encontraba fuera de la ciudad y había olvidado el celular en su oficina, tras lo que dijo no poder dar información sobre el sitio.

El sacerdote Rodolfo Mora Becerra es misionero de Guadalupe, además de fundador y director del Programa Emaús, sitio localizado en el poblado de El Tunal en el municipio de Arteaga.

El sitio ofrece servicios de psicología, dirección espiritual, atención médica y manutención de los 20 internos que puede albergar el lugar.

De acuerdo con el sitio, el proyecto surgió del compromiso hecho con el cardenal Adolfo Suárez Rivera, quien antes de fallecer le solicitó personalmente a nombre de la Provincia, iniciar un proyecto de atención a sacerdotes con problemáticas específicos.