Participará IP de NL en reclasificación de carreteras

Buscan agilizar el desplazamiento de las unidades de doble articulación.

Monterrey

El sector industrial de Nuevo León participará en el proceso de reclasificación nacional de carreteras para agilizar a partir de 2015 el desplazamiento de unidades de doble articulación, reveló la Cámara de Industria de Transformación (Caintra).

El director del organismo privado, Guillermo Dillón Montaña, también señaló que las empresas manufactureras ya comenzaron a ajustar sus operaciones con la nueva normatividad de pesos y dimensiones ordenada por el Gobierno Federal.

"Lo que está pendiente es el proceso de reclasificación de carreteras, la cual determina las condiciones en la que está una autopista y las clasifica en función de que si está en condiciones para mover unidades de doble articulación ", dijo.

Añadió que "habrá una esfuerzo nacional para reclasificar las carreteras, es decir, habrá carreteras de tipo B que pasen ahora a ser de tipo A, y eso facilitará la movilidad de estas unidades de doble articulación en esas carreteras ".

También se corre el riesgo de que haya carreteras de tipo A que se reclasifiquen a tipo B y que se pierda la movilidad de estas unidades de doble articulación en estas carreteras, indicó.

El directivo resaltó que "como industriales vamos a monitorear muy de cerca, ya que para nosotros es muy importante que esa reclasificación tienda más hacia llevar carreteras de tipo B y C a tipo A, de manera que tengamos más espacios de movilidad óptimas y eficiente".

Refirió que este programa de reclasificación de carreteras se iniciará en los primeros meses de 2015, conforme a la agenda de trabajo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

"Es un esfuerzo nacional, nuestras empresas circulan a lo largo y ancho de todo México, y estaremos al pendiente, en ese sentido, de cómo Nuevo León se ve afectado o beneficiado con esa reclasificación", estableció.

Por otra parte, Dillón Montaña expresó que con las normas de peso y dimensiones ya se tiene claridad de lo que fue aprobado por la SCT y lo que sigue ahora es velar y cuidar los procesos de implementación.

Comentó que uno de los temas importantes es el de la carga máxima en unidades con doble articulación y de un transitorio que tenían de 80 toneladas, finalmente tuvo una reducción a 75.5 toneladas.

"Entonces, ya las empresas afiliadas, la comunidad industrial está haciendo sus ajustes en las configuraciones, en los pesos, en los tamaños de las tarimas para cumplir con esa normativa ", dijo.

Manifestó que "el reducir 4.5 toneladas nos genera un impacto de cantidades importantes, estamos hablando de muchos millones de pesos de afectación directa a la industria", sin que precisara cifras.

El titular de Caintra expuso que "a menor peso estamos obligados a mover más vehículos con un mayor impacto ambiental, un mayor impacto vial y nos vemos obligados a optimizar las cargas al máximo".

Además, consideró que es fundamental que con la norma vaya también la supervisión, porque el daño carretero no lo hacen las 80 toneladas que cargaban las unidades de doble articulación.

"El daño lo hacen aquellos que por eje cargan muchísimo más que lo que la norma permite y no son sancionados, y esos sí dañan las carreteras", expresó.

Sostuvo que "nosotros que decimos cumplir con las normas y las leyes, exigimos que la autoridad de la SCT sancione y penalice a aquellos que exceden la norma para que ya no haya más abusos".

Igualmente, opinó que otro de los aspectos era la conectividad entre las carreteras y los centros de distribución, ahí se lograron condiciones favorables para las empresas del país.

"Se permite transitar en carreteras no necesariamente de alta especificación, siempre y cuando haya una instalación productiva o un centro de distribución de las empresas que están moviendo mercancía", expresó.