Mantenimiento en vías férreas provoca caos vial

El cierre de carretera a Santa Fe se presenta a la altura de la clínica 180 del seguro social en el sentido de norte a sur.

Guadalajara

Una mañana de pesadilla es la que viven automovilistas que viajan de la zona del valle de Tlajomulco hacía la Cabecera Municipal o viceversa, lo anterior debido al cierre de Carretera a Santa Fe por el mantenimiento a un par de cruces ferroviarios.

El cierre de la vialidad fue sin previo aviso, y los automovilistas que habitualmente utilizan esta carretera que une la parte más poblada del municipio con su Cabecera Municipal, se ven obligados a circular por vías alternas como la carretera a San Sebastián y prolongación 8 de Julio.

Sin embargo, el par de arterias viales no son suficientes para soportar la carga de automóviles que forman una kilométrica fila en los dos sentidos.

El cierre de carretera a Santa Fe se presenta a la altura de la clínica 180 del seguro social en el sentido de norte a sur, en tanto que de sur a norte, la vialidad es intervenida a la altura del fraccionamiento Cima del Sol, ubicado a tres kilómetros del ingreso a la Cabecera Municipal.

En el cruce de Prolongación 8 de Julio y Carretera a San Sebastián, que resulta el de mayor conflicto, se encuentra un agente de la Secretaría de Movilidad, aunque este solamente permanece en el crucero y poco ha podido hacer para desahogar el tráfico, pues a unos metros de su ubicación, conductores desesperados por avanzar, no esperan la luz verde del semáforo y cruzan por el terreno de una gasolinera, lo que ocasiona saturación vial en el punto.