Pide el cardenal menos indiferencias para lograr la paz

Francisco Robles Ortega se sumó al llamado de paz que hizo el Papa Francisco por el año nuevo.

Guadalajara

La indiferencia también es una manera de perturbar el estado de paz, dijo el cardenal Francisco Robles Ortega durante la homilía que ofreció en la primera misa que dio este año.

En su discurso retomó el mensaje que año con año ofrece el Papa Francisco que en esta ocasión se enfocó a la Jornada Mundial de la Paz, en donde destacan que una de las claves es dejar de ser indiferentes.

"Para conquistar la paz no hace falta que necesariamente haya enfrentamientos bélicos para que la paz esté amenazada, también con la indiferencia en el corazón de las personas la paz esté amenazada, cuando vivimos alejados, indiferentes a lo que les pasa a los demás, entonces no contribuimos, ni colaboramos a que se creen las condiciones necesarias para que se genere la paz", dijo.

Robles Ortega expresó que aunque las condiciones actuales de un mundo globalizado propicia que las distancias se acorten y la gente pueda estar enterada de lo que sucede en cualquier parte del mundo, esto no necesariamente refleja que se esté verdaderamente interesado en ello.

Sustentó que lo anterior se puede apreciar de manera local, ante la intolerancia y poca importancia que le damos a la gente que ha sufrido pérdidas por causa del crimen organizado.

"Esa indiferencia puede darse también en ambientes muy cercanos a nosotros, que nuestra patria en determinado estado, por ejemplo el crimen organizado está muy activo, está cometiendo muchos secuestros, muchas violaciones a los derechos humanos, muchas desapariciones y muchas muertes y puede ser que en mi corazón haya una total indiferencia", explicó el cardenal.