Cardenal reitera apoyo a la familia tradicional

“Ese tipo de familias (homoparentales) es una realidad que nos han querido introducir desde la ideología del género”, consideró.

Guadalajara

Luego de celebrar la misa de clausura de las Cruzadas Familiares en el auditorio Benito Juárez, realizadas del 5 al 7 de agosto, el Cardenal de Guadalajara, Francisco Robles Ortega, reiteró su apoyo a la familia tradicional conformada por un hombre y una mujer y añadió que las uniones entre parejas del mismo sexo son una realidad pretendida y que se trata de imponer a la sociedad.

“Ese tipo de familias (homoparentales) es una realidad que nos han querido introducir desde la ideología del género, no como una realidad circunstancial, sino como una realidad, buscada, pretendida (…) es algo que parece ser impuesto a la sociedad”, explicó. 

El clérigo señaló que actualmente la familia tradicional recibe embates ideológicos y reiteró que la postura de la iglesia católica respecto al matrimonio no cambia: sólo se realiza entre un hombre y una mujer.

“El embate es muy claro: el matrimonio igualitario, la adopción de hijos por matrimonios del mismo sexo y la implementación de la educación de género en las escuelas, incluso desde el nivel preescolar, o sea, todo eso es parte del embate para desmontar la familia, que es la célula de la sociedad”, detalló. 

El Cardenal de Guadalajara adelantó que la estrategia de la iglesia católica para desmontar tales ideologías será apoyar a todo aquel que se organiza con el objetivo de preservar los valores. 

La Cruzada de Familias comenzó el pasado viernes con un encuentro en el que participaron 8 mil jóvenes, mientras que el sábado se congregaron 12 mil personas al auditorio Benito Juárez y este domingo la cifra rondó las 12 mil personas, detalló el coordinador del evento religioso, Gabriel Herrán. En la organización del evento participaron 300 personas, añadió. 

“A nosotros estas cruzadas nos dejan mucha alegría, nos demuestran que a la gente le gusta este tipo de eventos con mensajes positivos y de esperanza (…) percibimos que a la gente lo que le queda es que lo mejor está por venir, y otra cosa, se dan cuenta que rendirse no es una opción”, completó. 

GPE