Capacitan para prevenir los incendios forestales

Implementan brechas cortafuego, enseñan a aprovechar la madera dañada e instan a realizar notificaciones de riesgo.
El incendio se registró en el 2012 y consumió más de 8 mil hectáreas del bosque La Primavera
(Milenio)

Toluca

Desde hace tres meses y medio las dependencias federales y estatales encargadas del cuidado de los bosques comenzaron los acercamientos con grupos de ejidatarios y ciudadanos para prevenir los incendios forestales que crecen en número durante la temporada de estiaje, cuando las condiciones de los árboles o pastizales son propicias para que se conviertan en situaciones que ponen en riesgo a los habitantes de las zonas aledañas, dijo la delegada de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Laura Mitzi Barrientos Cano.

Ante ello, informó que la delegación mexiquense de esta instancia, en conjunto con la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y la Protectora de Bosques (Probosque) trabajan en la prevención, pues en su mayoría las conflagraciones son provocadas por descuidos de la población que acude a sitios donde la masa forestal, la hojarasca y las ramas pequeñas se prenden de forma sencilla.

"En este año capacitamos a un mayor número de brigadas para actuar (...) Es muy importante decir que cuando hay un incendio, no nos referimos únicamente a zonas boscosas, pues a veces alarma saber que la pérdida son los árboles, pero en su mayoría son pastizales".

Precisó que todavía hay muchas personas que tras un día de campo dejan residuos como latas o cristales, que son algunos de los principales causantes de una conflagración. Lo mismo ocurre con aquellas colillas de cigarros que caen todavía encendidas en el pasto seco, que combinado con el aire provoca que se expanda el fuego rápidamente.

La funcionaria añadió que en la entidad también entregaron equipo para la protección de estos espacios, y a través de la Conafor capacitaron continuamente a integrantes de núcleos agrarios para evitar el incremento de este tipo de sucesos.

Indicó que para complementar las acciones, también implementan brechas cortafuego, además de otras medidas como las notificaciones de riesgo.

"Sobre todo se trata de enseñar las formas de aprovechar madera que fue dañada y el área maderable dispersa en las zonas boscosas, con un consumo doméstico y no para la venta, lo que ayuda a reducir la cifra de incendios", puntualizó Barrientos Cano.