Capacitación y finanzas, enormes retos del nuevo sistema de justicia

Señalan en el marco del IX Congreso Estatal de Jueces del Estado de Jalisco. 

Puerto Vallarta

El nuevo sistema de justicia penal constituye dos enormes retos difíciles de superar, que son la capacitación y sobre todo el financiero, pues el proceso de transición exige grandes sumas de recursos, sin embargo desde ya está dando buenos resultados mediante las salidas alternas.

Así lo destacó el procurador de Justicia del Estado de Zacatecas, Arturo Nahle García, en el marco del IX Congreso Estatal de Jueces del Estado de Jalisco, quien habló de la experiencia de esa entidad en el transitar al nuevo modelo, de tipo acusatorio y oral, pues junto a Chihuahua y Durango fueron los estados en dar los primeros pasos a partir del 2009. “Hemos iniciado la implementación de manera gradual, es decir, con cinco años de diferencia con Jalisco”.

Resaltó que uno de los retos más grande es el de la capacitación, ya que “tenemos que cambiar el chip a los abogados que formamos en el sistema tradicional, y un cambio de estas dimensiones obviamente genera resistencias, y esto se logra solamente a través de la capacitación de agentes del ministerio público, jueces, abogados defensores, peritos, abogados postulantes, pero creo que el reto más grande y complejo será capacitar a los policías ministeriales, municipales, estatales y federales porque ahora su papel es importantísimo”, pues cualquier error echará abajo un proceso.

Indicó que otro gran reto hablando de capacitación es inculcar en los operadores del nuevo sistema la cultura de los derechos humanos.

Además, dijo, otro gran reto es el económico porque la transición es muy costosa, por lo cual incluso la Federación es el ente que tiene mayor retraso en el proceso.

En el caso de los estados, dijo que “hay que duplicar el tamaño de las procuradurías, agrandar el tamaño de los poderes locales mientras se realiza la transición que lleva años. En Zacatecas a partir del próximo 1 de enero vamos a estar aplicando tres códigos de procedimientos penales al mismo tiempo, el viejo y el nuevo locales y el nuevo nacional. En realidad hay dos procuradurías, la que conoce el sistema tradicional y la que conoce de asuntos del nuevo sistema, y en Jalisco van a tener que hacer lo mismo. Mucha gente cree que sólo es implementar una sala de juicios orales y no es así, involucra también el recurso humano”.

Indicó que la Federación está otorgando recursos para material y capacitación, pero no para más plazas. “Nosotros lo hemos hecho de forma gradual, los que lo van a hacer de golpe no sé cómo le harán”.


DIFICULTADES Y BENEFICIOS

Nahle García habló de las experiencias en Zacatecas en la implementación del nuevo sistema de justicia penal. “Puede resultar muy ilustrativo de quien ya lo opera desde hace casi cinco años”.

“En Zacatecas el proceso no ha sido fácil, ha sido muy costoso, tiene cosas buenas y otras no tanto”; en lo personal destacó las salidas alternas, “no se imaginan la cantidad de casos que estamos sacando a través de la conciliación, lo que es la justicia alternativa, así como las opciones que se encuentran ya dentro del juicio, como los procesos abreviados (que se resuelven en unas horas) y las suspensiones condicionales del proceso.

“Al no meter a tanta gente a la cárcel no se corre el riesgo de meter manzanas que no están podridas y saldrán podridísimas, porque no hay una clasificación correcta en las cárceles mexicanas”.

Indicó que en Zacatecas mediante las salidas alternas, “estamos sacando al año aproximadamente 3500 asuntos a través de estas figuras, se les resta mucho trabajo a los jueces”.

En otros puntos, destacó que el nuevo sistema deberá buscar un equilibrio entre las garantías del imputado y de la víctima, pues se critica que es excesivamente garantista para los imputados, pero ya será responsabilidad en cada estado que esto no ocurra, que haya equilibrio entre las partes.

Lamentó que en esa entidad con regularidad los inculpados están contratando muchos abogados que no conocen el nuevo sistema, entonces los jueces les están retirando esos defensores, así sean profesionales de prestigio.

Asimismo resaltó que en el nuevo sistema el testimonio de un reportero que haya llegado de manera oportuna puede resultar de la mayor importancia para acreditar por ejemplo que no se alteró la escena del crimen, o el arma que se está presentando como instrumento utilizado en la comisión de algún delito.