Cantina "Los Amigos" 50 años de tradición

Con paredes carcomidas y techos incompletos, los comensales frecuentan el lugar por el ambiente tranquilo pues aseguran, no hay presencia de delincuencia y casi todos son conocidos de siempre.

Gómez Palacio, Durango

Ubicada en avenida Morelos y calle Independencia en la zona centro de esta ciudad, la cantina "Los Amigos" mantiene clientes a pesar de que sufre fallas estructurales.

Lo que se vende en Los Amigos son caguamas y botellas de media con un costo apenas de 5 pesos más que en un expendio.

Con más de cincuenta años de tradición, los clientes, aunque pocos, dicen que llegan porque la cerveza es barata, la rockola toca gratis las canciones y no hay presencia de delincuentes en el lugar.

Francisco Morales, cantinero del lugar, indicó que los domingos el sitio se mantiene "calmadillo" aunque los comensales van cayendo por la tarde.

"Yo tengo aquí trabajando apenas tres semanas, pero ya me acostumbré a que de las siete en adelante va cayendo la gente".

"Aquí se cierra a las doce de la noche, después de esa hora empieza la corredera, como la Cenicienta, nomás que no me dejen la zapatilla", dice al tiempo en que comienza a reír.

En cuanto a la ausencia de mujeres en la cantina se asegura que no es por discriminación que no llegan. Sencillamente el lugar no es "bonito" y no caen solas ni acompañadas.

"Si vienen no las corren, pero la verdad es que necesita una manita de gato el lugar, no se me vaya a caer el techo".

"La administración acaba de cambiar también por eso creo que sí le van a meter y yo voy a poder dar hasta botana", asegura el cantinero.

Con hoyos que permiten ver el cielo a través del techo y una pared carcomida que amenaza con derrumbarse, los comensales no se preocupan demasiado.

De música de fondo tienen una canción melosa de Luis Miguel y tampoco se preocupan ya que dicen, al rockola escoge cada 5 minutos una canción regalada, "gratis".

Roberto Antonio Ramírez, cliente frecuente, juega con la idea de que todos los que van, que son cinco, se conocen.

"Somos los mismos de siempre. Aquí se cayó el techo hace como diez años y la verdad no le han metido, mire nomás, ahí se ve la lámina agujereada, pero aquí está tranquilo, somos puros conocidos y no hay presencia de la delincuencia. La cheve es barata y la música gratis", aseguró.

En cuanto a la ausencia de mujeres se asegura que no es por discriminación, sencillamente el lugar no es "bonito" y no caen solas ni acompañadas.

Lo que pueden consumir estos hombres en el lugar es variable y depende del día. Si se trata de un domingo con un caguamón se sienten contentos. Otro podría estropearles la jornada el lunes así que mejor se van midiendo.

Aunque las condiciones del lugar sí peligrosas son en cuanto estructura, situación que debería verificar de inmediato la dirección de Protección Civil, lo único que quisieran, apuntan los tres clientes más uno más que se suma al final de la entrevista, es que hubiera meseras con las cuales poder platicar.

"Aquí hacen falta muchachas pos para de perdis verlas y dialogar. Además hay que tener caras nuevas porque nomás nos vemos entre nosotros. Aquí el domingo se abre entonces les decimos a los de Torreón que se vengan para acá".