Antenas que emiten radiación, del ITL para el mundo

Construidas con material UT85 y una ranura, o con elementos más delgados como el UT47, sirven para la ablación mediante microondas. De las 10 que se han creado, sólo una falló.
El ITL en Torreón construye antenas que emiten radiación, para combatir el cáncer de mama.
El ITL en Torreón construye antenas que emiten radiación, para combatir el cáncer de mama. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Irvin Hernández, estudiante de doctorado, desarrolló las antenas que sirven para la ablación mediante microondas.

Explicó que el material UT85 con el que realizaban las antenas originalmente fue de una ranura, posteriormente se desarrollaron de dos ranuras y elementos más delgados como el UT47, con las que van a emitir la radiación por microondas para destruir el tumor cancerígeno.

Explicó que se hacen a "ciegas" ya que los laboratorios no cuentan con la infraestructura necesaria para probarlas, se mandan a México para tal fin.

"El doctor Mario Cepeda Rubio inició trabajando con el material UT85 con el diseño de una ranura, posteriormente se buscó un material más delgado para ayudar a los cirujanos en un futuro, para que puedan contar con antenas de diferentes calibres y largos para emitir la radiación y destruir al tumor".

Este material es difícil de conseguir, además los conectores están recubiertos de oro para obtener una mejor conducción, el cable es de cobre, en el centro tiene un alambre que también es de cobre recubierto de plata, se compra bajo pedido especial y en dólares, lo mínimo que se vende es un tramo de 5 pies.

En la antena construida con UT47, el cable interno es del grosor de un cabello humano, es muy difícil trabajar con ese tipo de alambre, en la elaboración de las antenas.

Explicó que se hacen a "ciegas" ya que los laboratorios no cuentan con la infraestructura necesaria para probarlas, se mandan a México para tal fin.

De las antenas que se han probado únicamente ha fallado una, de las 10 que realizaron.

Explicó que estos materiales usan el mismo principio que un cable coaxial, cuyos diseños impiden que lo que está por dentro se transmita hacia afuera, las antenas llevan teflón eléctrico para la construcción.

Hechas con UT47 o UT85 pretenden ser conductores de microondas dirigidas al tumor en específico, aplicarle dosis de radiación para combatir el tumor con mínimas tácticas de invasión al paciente.

LA REACCIÓN DE LAS CÉLULAS Y LA ABSORCIÓN DE ENERGÍA

Debido a la gran cantidad de energía que aportan pueden arrancar iones y modificar el patrón de las cadenas proteicas, eso hace que muten las células.

Los investigadores explican que existen distintos tipos de radiación como la ionizante, esta consiste en ondas con suficiente energía, para arrancar elementos de las moléculas, se le quitan electrones.

Eso se consigue con señales de muy alta frecuencia, es catalogado como microondas, la luz ultravioleta y los rayos x entran en esta clasificación.

Mientras que las ondas de baja frecuencia, lo que provocan es un calentamiento, las moléculas que tienen un polo positivo y negativo, tratan de alinearse con los campos eléctricos, en el caso que nos ocupa, la molécula cambia tan rápido de dirección que genera calor y destrucción. La frecuencia que se usa para lograr esto es de 2.45 Ghz.