Valoró la vida en el punto de poder perderla

Mirna Rocío Maldonado de 41 años recuerda que fueron muy rápido los estudios que le hicieron, no se tardó ni el mes desde que le detectaron el cáncer a la biopsia.
Mirna Rocío Maldonado de 41 años.
Mirna Rocío Maldonado de 41 años. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

En una autoexploración me detecto una bolita en un seno, voy al ISSSTE y me dice el radiólogo que el paso siguiente era una biopsia, yo creo que ellos ya saben de acuerdo al tipo de lesión si hay malignidad o no. Esto desde hace dos años, en diciembre cumplo tres si Dios me presta vida", recuerda Mirna Rocío Maldonado de 41 años.

Fueron muy rápido los estudios que me hicieron, no se tardó ni el mes desde que me detectaron el cáncer a la biopsia y los análisis de lo que me extrajeron se canalizó a un centro especializado externo que dio los resultados en cuatro días, esto debido a que se tenemos conocidos en el ISSSTE.

"El escuchar decirle a tu médico que Gracias a Dios todo salió bien, es una de las noticias más grandes que puede recibir un enfermo con cáncer".

Fui con un oncólogo el Doctor Verano para que analizara mis resultados y luego de que me da el diagnóstico de cáncer de seno, me comenta que existe un grupo de apoyo para mujeres que tienen este padecimiento en donde me podrían apoyar de una manera integral, claro además del tratamiento médico.

Me dieron tres quimioterapias, un mes de reposo, me retiraron el seno izquierdo y tras un mes de descanso vienen otras tres quimioterapias y ya no más, no hubo necesidad de radioterapias ni más medicamento. Al retirar mi seno ya no hay más problema.

Yo la verdad es que no se en que etapa se encontraba mi cáncer, sólo me interesó el hecho de que el médico me dice que no había nada de qué preocuparse ya que todo iba a salir bien.

El escuchar decirle a tu médico que Gracias a Dios todo salió bien, es una de las noticias más grandes que puede recibir un enfermo con cáncer.

Es una sensación indescriptile cuando me dice que estoy sana. Uno de verdad que no valora la vida hasta cuando está a punto de perderla.

Yo estaba en un grupo de apoyo de presidencia municipal de Gómez Palacio en donde me daban apoyo emocional, posteriormente una compañera me recomienda a 'Mujeres Salvando Mujeres', en donde sesionan una vez a la semana con diferentes pláticas, la verdad es que me llevé una muy buena impresión tengo un mes y ¡No falto!

Gracias a los grupos de apoyo pero también de mis hijos de 24 y 19 años y una nena de siete, es que tengo el impulso para salir adelante. Mi niña ha sido mi enfermera, mi terapista, mi todo....Ella hace que no me sienta derrotada.