Pensar en cáncer de niños es muy difícil

Federico Maldonado, encargado del Servicio de Teleterapia del Servicio Nacional de Cancerología, informó que los tipos más frecuentes en menores de edad, son la leucemia y el linfoma.
Los tipos de cáncer más comunes en los niños son la leucemia y el linfoma.
Los tipos de cáncer más comunes en los niños son la leucemia y el linfoma. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Los niños son pacientes finos y delicados, pero a la vez, su capacidad de recuperarse de enfermedades diversas es sorprendente.

El tema del cáncer infantil es casi tabú, pues es casi una contradicción pensar que una vida que comienza, se podría terminar de un momento a otro con una enfermedad tan devastadora.

El doctor Federico Maldonado, encargado del Servicio de Teleterapia del Servicio Nacional de Cancerología, destacó que el cáncer más frecuente en niños es la leucemia y el linfoma.

En tumores sólidos, los cerebrales, rabdomiosarcomas, retinoblastoma y el neuroblastoma que es de los menos frecuentes.

"Incidiendo en el tratamiento de los niños, cada vez el uso de la radiación se minimiza para reducir en un futuro el riesgo de generar un segundo tumor en la zona que radiamos", dijo el médico.

"Hay una campaña para la detección del retinoblastoma, donde se toma una foto al niño y si se ve una mancha blanca en el ojo del bebé, es muy sospechoso".

Agregó que los niños tienen una regeneración celular muy buena. Se dice que los niños aguantan todo: se caen, brincan, se raspan y se sanan pronto. Pero si el equilibrio del niño no supera estos problemas, la enfermedad mata.

Gracias a fármacos nuevos en pediatría y oncología, se pueden ver casos que son casi milagrosos, y que han llevado a muchos niños a sobrevivir a la enfermedad que devasta cuerpos y almas de quienes están cerca de los pacientes, aún más si son pequeños.

La detección del cáncer en los niños no es muy fácil. "Es algo de mucho juicio, de mucha sospecha. Un síntoma tan inespecífico como una cefalea, por ejemplo de 100 pacientes, 99 están sin una patología grave como el cáncer, y ese uno es el que puede tener tumor cerebral, leucemia, es muy variado".

Destacó que las campañas que actualmente están disponibles, se dirigen a los síntomas más frecuentes en niños como palidez, fatiga, cansancio, dificultad respiratoria o sangrados en casos extremos.

"Hay una campaña para la detección del retinoblastoma, donde se toma una foto al niño y si se ve una mancha blanca en el ojo del bebé, es muy sospechoso".

"Idealmente todos los niños deberían tener una evaluación oftalmológica, para descartar este problema que se presenta sobre todo en los primeros 5 años de edad", dijo.

Por desgracia, cada día hay mas casos de cáncer infantil en el país y cuando se diagnostica, llegan en casos avanzados.

Pero la recuperación puede ser increíble. Lo invitamos a estar al pendiente de sus niños para notar cualquier cosa rara y atenderlos de inmediato, evitando así grandes sufrimientos para el paciente y para la familia.