Los tumores en niños, una carrera contra reloj

Federico Rojas, pediatra oncólogo del Seguro Social, señaló que las leucemias representan el 45% del cáncer infantil, debido a que la atención en los sistemas de salud públicos es tardía.
Federico Rojas Puentes, pediatra oncólogo del Seguro Social.
Federico Rojas Puentes, pediatra oncólogo del Seguro Social. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Federico Rojas Puentes, pediatra oncólogo del Seguro Social, advirtió que la atención de los niños que tienen cáncer en los sistemas de salud públicos es tardía.

Debido a la saturación de pacientes, las consultas, estudios y análisis se posponen, cuando llegan con el especialista, la enfermedad está muy avanzada.

La tasa de curación de cáncer en niños a nivel internacional es del 80%, mientras en México se tiene una tasa del 50%, esto debido a la falta de recursos y celeridad en el tratamiento oportuno contra el cáncer, en las instituciones de salud pública.

Un oncólogo pediatra está en contacto permanente con los padres, ya que el paciente, por su edad, no puede describir sus síntomas, como sucede con los lactantes o en edad preescolar.

Hablando del paciente que tiene cáncer, explicó que los adultos registran una progresión de la enfermedad en base al tiempo, mientras que en los niños, el cáncer se desarrolla rápidamente y se disemina a otros órganos de manera más rápida que un adulto.

Los tratamientos que hay en día tratan de evitar las secuelas a largo plazo, la supervivencia global se mide a 5 años, es decir, si en ese periodo no se presentó de nuevo la enfermedad, se puede decir que el paciente está sano.

"Existen casos de niños que desde que empiezan con el dolor, es decir lo ve el pediatra, lo mandan hacerse análisis, lo pasan con el especialista, pasan más de 3 meses hasta llegar con el médico indicado y el tumor ya está muy desarrollado".

Señaló que cuando se trata de una sospecha de cáncer en niños, se debe actuar de inmediato ya que es una carrera contra el tiempo, antes de que la enfermedad se propague a otros órganos.

Al cuestionar si el cáncer en los niños era más agresivo, el especialista explicó que crece de manera más rápida, se genera mucha vascularidad, se genera quimioresistencia y puede ser recurrente, es decir puede volver a presentarse.

"El desarrollo de los tumores es irregular, sin embargo, esto lo determina el comportamiento biológico, es decir de los genes. Si bien es más agresivo, son heterogéneos, dependen de diversos factores para su tratamiento".

Recomendó a los padres de familia estar atentos a sus hijos y llevarlos al médico al primer síntoma de enfermedad, recordó que el médico familiar o el pediatra están capacitados para descartar las enfermedades más comunes, para luego canalizarlo al especialista.

Señaló que las las leucemias representan el 45% del cáncer infantil, seguido por los tumores del sistema nervioso central como son los linfomas, tumores germinales y óseos.

Respecto al efecto colateral que tienen los tratamientos como la quimioterapia, radioterapia y cirugía en los niños, dijo que es el mismo resultado devastador, incluso con efectos colaterales que les pueden afectar en el desarrollo de su cuerpo, como puede ser talla baja, disminución de niveles hormonales, obesidad, entre otros.

"A pesar de que el niño tiene una reserva biológica mayor, algunos toleran mejor los tratamientos, se presentan casos donde la náusea y el vómito son más tolerables, sin embargo, existen tratamientos que son muy extensos, como el caso de las leucemias cuyo promedio es de 2 años".