“Alimentación, la clave para prevenir enfermedades”

María de Lourdes Carrillo Ponce, médico pediatra, aseguró que la ingesta de frutas, verduras, así como alimentos con mucha fibra, ayudan a evitar la inflamación de las células, por lo tanto el cáncer.
María de Lourdes Carrillo Ponce, médico pediatra.
María de Lourdes Carrillo Ponce, médico pediatra. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

María de Lourdes Carrillo Ponce, médico pediatra dedicada a la asesoría del programa de nutrición de "La Zona", informó que existe una relación muy estrecha entre lo que comemos y la aparición de cáncer.

Las enfermedades como el cáncer son multifactoriales, es decir, están determinadas por varios factores.

El primero es la herencia genética, otro factor importante es la reacción al medio ambiente de nuestro cuerpo.

"Es decir, si una persona tiene predisposición genética y los factores medioambientales contribuyen a la aparición o no de la enfermedad. Este mismo patrón ocurre con las enfermedades crónico - degenerativas y el cáncer".

Respecto a los alimentos que pueden provocar la aparición de enfermedades, incluido el cáncer, son aquellos que producen inflamación, mientras que existen otros que impiden esta reacción y por lo tanto se convierten en aliados para disminuir la probabilidad de que la enfermedad se manifieste o bien, contribuir al tratamiento que la persona enferma lleva.

La especialista exhortó a los laguneros a evitar las comidas rápidas, consumir refrescos y todo lo que no provenga de la naturaleza, para evitar enfermedades crónico - degenerativas y el cáncer.

"Me permito citar a Hipócrates, quien dijo que 'tu medicina sea tu alimento y que tu alimento sea tu medicina', esta cita ejemplifica que desde tiempos remotos ya se sabía las bondades o daños que ocasionaba al cuerpo el buen o mal comer".

La inflamación, la depresión del sistema inmune, además de la acidosis extracelular, son factores que están vinculados con la aparición de cáncer y a su vez, están ligados a los hábitos alimenticios de las personas.

Los alimentos pueden estar relacionados con la causa, tratamiento y prevención del cáncer, los etiquetados como cancerígenos son aquellos que no son naturales o bien están muy procesados, como los envasados, embutidos, vísceras, transgénicos, azúcares refinados, harinas blancas, grasas animales, productos lácteos y refrescos.

Además una dieta pobre en frutas y verduras estaría ocasionando una inflamación de nuestras células, lo que incide directamente en la aparición de cáncer.

Recordó que la falta de fibra en la alimentación puede ser un factor de riesgo, ya que no se estaría limpiando el organismo correctamente.

Mientras que los alimentos benéficos o que ayudan a combatir el cáncer son aquellos que tienen mucha fibra, bajo nivel glucémico, como las frutas y verduras.

El consumo de cítricos está ligado a reforzar el sistema inmunológico, esto ayuda a crear una resistencia natural a las enfermedades.

El aceite de oliva es muy benéfico, el omega tres está relacionado con la antinflamación de las células.

Todos los antioxidantes como la uva, verduras como el brócoli, las legumbres de hoja verde, soya, leguminosas, la fresa y todas las coles. Respecto a la ingesta de cereales, se prefiere que sean integrales.