Cancelan construcción de rampa del Viaducto Elevado Bicentenario

Ante la inconformidad de vecinos que argumentaban afectaciones, esta tarde se llevó a cabo una reunión con empresarios de OHL y autoridades municipales.
Las propuestas presentadas por los ejecutivos de la empresa OHL fueron desechadas por los colonos.
Las propuestas presentadas por los ejecutivos de la empresa OHL fueron desechadas por los colonos. (Especial)

Naucalpan

Ante las acciones de protesta que impulsaron colonos del fraccionamiento de Ciudad Satélite, la empresa OHL decidió cancelar la rampa de salida de automóviles del viaducto Bicentenario proyectada en este sitio.

Desde el 22 de abril, trabajadores cercaron con láminas el camellón central de la avenida Circunvalación Poniente y Circuito Ingenieros, a lo largo de 350 metros, en el fraccionamiento referido para iniciar los trabajos de la rampa de desfogue vehicular de la vialidad elevada, lo que provocó molestias entre los residentes.

Durante un encuentro entre vecinos, autoridades locales y técnicos de la empresa OHL, estos últimos presentaron a los inconformes tres opciones para la construcción, sin embargo, fueron rechazadas.

No obstante, se fijó un plazo de tres días para que la empresa concesionaria del Viaducto Elevado presente un nuevo proyecto de viabilidad para construir tentativamente la rampa de desahogo en la calle Circuito Metalurgistas, con adecuaciones técnicas para no afectar las vialidades de Circuitos Científicos y Pintores.

En la reunión se decidió la cancelación definitiva de la rampa vehicular de incorporación en Circunvalación Poniente, Circunvalación Poniente y Circuito Ingenieros, de donde trabajadores retiraran la cerca instalada.

Las propuestas presentadas por los ejecutivos de la empresa OHL, fueron desechadas por los colonos, debido a afectaciones al medio ambiente, a los vecinos y comerciantes de la zona, comentó el alcalde David Sánchez Guevara.

En su participación el dirigente vecinal de Ciudad Satélite Guillermo Valdés, reconoció las acciones que emprendieron los vecinos para "ser escuchados en defensa de su patrimonio", pues con la construcción de la rampa de desahogo vehicular se habrían derribado más de 80 árboles sembrados en el camellón.

Los colonos están dispuestos a emprender una lucha jurídica si es necesario ante las afectaciones que provoca la vialidad elevada. Desde el inicio del Viaducto Elevado Bicentenario, colonos del fraccionamiento se opusieron a su trazo, pues se modificó el perfil urbano de la zona, afirmó Benjamín Macedo, residente del fraccionamiento.