Negocios del Centro afectados por obras de remodelación

Las calles Acuña y Allende de Saltillo han visto una disminucuón considerable de personas, por lo que los negocios están "en jaque", informó Alejandro Pepi de la Peña, Presidente de la Canaco.
Los comerciantes de la zona Centro de Saltillo ha visto afectadas sus ventas por la falta de personas, a causa de las obras de remodelación en las calles Allende y Acuña.
Los comerciantes de la zona Centro de Saltillo ha visto afectadas sus ventas por la falta de personas, a causa de las obras de remodelación en las calles Allende y Acuña. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

Alejandro Pepi de la Peña, Presidente de la Cámara Nacional del Comercio (CANACO) en Saltillo, comentó que algunos de los negocios de las calles Allende y Acuña en el centro de la ciudad, donde se realizan trabajos de remodelación, enfrentan una situación adversa por la disminución en las ventas que la realización de estas obras han generado.

Agregó que conoce de comercios que están consiguiendo apoyos económicos para solventar el pago de rentas o para incrementar los inventarios.

Señaló que la situación se venía presentando difícil aún cuando el tránsito de vehículos y personas era normal, por lo que ahora con los trabajos de mejoras de la calle y las banquetas, se ha está complicado más la situación para el comercio.

Aunado a ello la competencia de los pequeños comercios contra las "grandes tiendas minoristas" es otro factor que perjudica las ventas de los 2 mil 500 comerciantes del centro de Saltillo, recordó que en el último trimestre las grandes tiendas minoristas incrementaron sus ventas en un 5 por ciento.

Aunque al momento no ha conocido de negocios que hayan cerrado por la disminución de las ventas, Pepi de la Peña advirtió que muchos de ellos se encuentran en transe y que no podrán soportar los 6 meses en los que se espera concluyan los trabajos.

"Hay negocios que no tienen un flujo financiero que pueda aguantar 3 o 4 meses más, el dinero que recuperan mes con mes de los inventarios que venden, no le es suficiente para enfrentar los 6 meses que dicen que van a durar esto", expuso.

Los más afortunados y con mejor flujo económico pudieran reubicarse en otras calles del centro, sin embargo ello implica un mayor gasto, lo que consideró no es una situación "nada fácil".

Dijo se han tenido reuniones con autoridades municipales para tratar el tema, sin embargo no se puede acelerar el ritmo de la obra pues el problema es la coordinación entre los proveedores de servicios de agua, de electricidad, telefonía, entre otros, pues cada uno tiene tiempos diferidos para realizar su obra.

Es en el tema de seguridad donde aseguró no se quitará el dedo del renglón con el Ayuntamiento de Saltillo, pues se siguen registrando los robos a los negocios y sigue habiendo falta de coordinación.

Asimismo las condiciones climatológicas como las lluvias también han ocasionado un retraso en las labores.

"Desafortunadamente sigue faltando la coordinación, sigue habiendo robos porque faltan elementos se seguridad, lo he dicho en reiteradas ocasiones, necesitamos alrededor de 1900 policías por turno, cuando hay entre 295 a 300 elementos de seguridad pública municipal".

Admitió que el déficit de policías se debe a lo complicado de las la pruebas de confianza, a que muchos de los aspirantes no concluyen su entrenamiento o no son aprobados para incorporarse a las filas de la policía municipal.

De igual manera admitió que se ha ido incrementando gradualmente el número de elementos policiales aunque consideró que esto se da "a un paso que no es el deseado".